10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 28 de julio de 2010

    UPA-Uce calcula que la campaña de tomate "normal en producción" aunque un 12% inferior a la del pasado año

    La organización alerta de que una bajada de precios provocará la pérdida de renta de los agricultores

    UPA-Uce calcula que la campaña de tomate "normal en producción" aunque un 12% inferior a la del pasado año
    EP

    MÉRIDA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La organización agraria UPA-Uce Extremadura ha calculado que la campaña de recogida de tomate que se ha iniciado esta semana en la región será "normal en producción", aunque entre un 10 y un 12 por ciento inferior a la del año pasado, que fue "excepcional".

    La organización agraria realiza este cálculo según los primeros datos que ha recogido tras el inicio de la campaña del tomate, y ha estimado que la producción final "podría estar entre 68 y 70 toneladas por hectárea"

    Una bajada que, según explica, se ha producido principalmente por el retraso en la plantación, provocado por las altas temperaturas de finales de junio y las lluvias de principios de julio.

    En cuanto a la contratación, UPA-Uce ha destacado que también se ha producido una reducción de la superficie de en torno al ocho por ciento, de tal forma que de las 26.267 hectáreas de 2009 se ha pasado a 24.650 hectáreas este año.

    REDUCCIÓN DE PRECIOS

    Con respecto a los precios a los que se contrató el cultivo para esta campaña, ha destacado que éstos se han reducido "de manera considerable" con respecto al año pasado, en una horquilla de entre 8 y 10 euros menos por tonelada, lo que sitúa los precios en esta campaña entre 63 y 65 ?/tn.

    Esto supondrá "una bajada de renta importante para los agricultores del sector", que según ha explicado, "continúan con los mismos costes de producción que la campaña anterior y, sin embargo, tienen una reducción en sus ingresos por la vía de precios que puede estar en el entorno de los 9 millones de euros para el conjunto del sector en Extremadura".

    En este sentido, desde UPA-Uce ha realizado un llamamiento al sector industrial para que "se adapte a la nueva situación que se generará en la próxima campaña", donde la ayuda estará totalmente desacoplada, y en la que, "al igual que ha ocurrido en otros sectores como el tabaco, los precios comerciales tendrán que garantizar la rentabilidad del cultivo y, por tanto, su supervivencia".