19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 14 de julio de 2010

    UPA-Uce Extremadura afirma que el consumidor paga entre 4 y 6 veces más por la fruta de lo que cobra el agricultor

    La organización a nivel nacional celebrará un acto en Madrid el 29 de julio para exigir medidas contra los márgenes "abusivos"

    MÉRIDA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de UPA-Uce Extremadura, Ignacio Huertas, ha afirmado que el consumidor de la fruta de temporada en la presente campaña paga entre cuatro y seis veces más de lo que cobra el agricultor, lo que hace que en el caso de determinados productos, los precios estén "por debajo del umbral de rentabilidad".

    En particular, Huertas ha explicado este miércoles que, por ejemplo, en el caso del melocotón, el precio "se multiplica por cuatro", con lo que "no" se llega "a cubrir los costes" de producción.

    Asimismo, en lo que se refiere a la sandía y al melón, ha añadido que el umbral de rentabilidad está en torno al "40 por ciento" por debajo, es decir, que el precio de cara al consumidor "se multiplica por cinco y seis veces".

    Además, ha indicado que en la presente campaña en Extremadura se ha producido una "pérdida" del nivel de producción de entre el "25 y el 30 por ciento" con respecto a 2009 debido a las condiciones climatológicas que se han sucedido durante el invierno, una producción que es "menor" también en España y a nivel europeo.

    Todo ello, según ha señalado Ignacio Huertas en rueda de prensa, hace que la situación sea "insostenible" y que los productores se estén "planteando si van a continuar" con la recolecta, puesto que en algunos casos no es rentable.

    No obstante, a pesar de que la organización agraria ha criticado esta situación en repetidas ocasiones, Huertas ha resaltado que sigue habiendo "grandes problemas con los márgenes comerciales, la falta de transparencia y la especulación" en el sector.

    Ha apuntado que los políticos "cada vez más" dan "la razón" a los agricultores, por lo que se está avanzando en este sentido, aunque "despacio". Al respecto, ha recordado la reciente resolución de la UE para reforzar las políticas de calidad, así como la crítica de la Comisión Europea respecto a las "prácticas abusivas" y a la "falta de información" al consumidor sobre los precios de origen y destino.

    ACCIONES NECESARIAS

    El secretario general de UPA-Uce Extremadura ha exigido "precios justos" para los agricultores que permitan seguir produciendo "alimentos de calidad y respetuosos con el medio ambiente".

    Así, ha pedido un código de buenas prácticas que se encargue de regular los márgenes comerciales y que dé transparencia al sector. En este sentido, Ignacio Huertas ha solicitado que las cadenas de distribución de productos que no cumplan este código "no cobre las ayudas públicas".

    UPA-Uce Extremadura también ha reivindicado que se adapte la normativa en relación a las interprofesionales y a los contratos homologados, de tal modo que estas organizaciones puedan realizar "acciones de mercado para controlar" esta situación y "corregir la problemática".

    Huertas ha añadido que es necesario un "mayor control" de los productos procedentes de países terceros, para que estos productores tengan que cumplir "las mismas condiciones" que los pertenecientes a la UE.

    De la misma forma, la organización agraria ha solicitado la creación de una ley de márgenes comerciales, ya que "no existe ninguna relación" entre el precio que cobra el agricultor y el que paga el consumidor. Esto significa que "no está funcionando el libre mercado", ha subrayado el secretario general de UPA-Uce de Extremadura.

    A preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de venta directa al consumidor, Ignacio Huertas ha explicado que el producto que no está en el centro comercial "no se vende" porque los consumidores utilizan las grandes cadenas para la compra de alimentación.

    Por ello, aunque "puede haber un porcentaje" de venta directa, "la realidad es que el 90 por ciento de la producción, o la metes por los canales normales de distribución, o no tiene salida en el mercado", ha agregado.

    ACTO DE PROTESTA

    Por este motivo, Ignacio Huertas ha asegurado que su organización seguirá reivindicando estas medidas y, para ello, UPA-Uce a nivel nacional ha convocado un acto de protesta que tendrá lugar el próximo 29 de julio en Madrid, frente al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

    En esta jornada, la organización agraria exigirá la "actuación urgente" de las administraciones porque es un "problema" al que "hay que ponerle coto ya". UPA-Uce llevará a cabo un reparto de fruta a los ciudadanos que se acerquen al lugar.

    Preguntado sobre dónde va a parar el dinero de diferencia entre lo que cobra el productor y lo que paga el consumidor, Ignacio Huertas ha explicado que son "los intermediarios" los que "se están llevando los márgenes".

    Ha indicado que la distribución "esconde la cara" a través de plataformas comerciales que son las que realizan las compras de la producción, a fin, según ha dicho, de conseguir un "mayor oscurantismo sobre quién se está quedando con el dinero".

    "Unos pocos se siguen forrando" y "no se le acaba de poner coto" a esta situación. "Lo que hay detrás de todo esto es la especulación pura y dura", ha sentenciado el dirigente de la organización.

    MÁS INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR

    Por su parte, el presidente de UCE, Javier Rubio, ha señalado que los productores y los consumidores son los "eslabones más débiles" de esta cadena comercial, puesto que, mientras unos cobran una "limosna", los otros pagan "precios abusivos".

    Por ello, Javier Rubio ha pedido que los productos tengan un doble etiquetado en el que se precise, para mayor información hacia el consumidor, la procedencia del producto y una relación sobre las sustancias con las que han sido tratados, para que el consumidor pueda "elegir".