22 de julio de 2019
  • Domingo, 21 de Julio
  • 31 de mayo de 2018

    Vara se compromete a mantener ayudas a las 37 farmacias rurales de Extremadura que pasan por una "situación complicada"

    MÉRIDA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha comprometido a mantener las ayudas establecidas desde 2011 para compensar la caída de ingresos de las farmacias rurales perjudicadas por la despoblación en la comunidad autónoma, y que ha cifrado en 37, la mayor parte de ellas, 33, en Cáceres, y las cuatro restantes en Badajoz.

    Una ayudas establecidas por un real decreto ley de 2011 que declarada a estas oficinas de "viabilidad económica complicada" y que establece una retribución mensual de 833 euros para aquellas boticas que no superen los 200.000 euros de ventas anuales y que se sitúen en núcleos de población aislados. Asimismo, se regulan las guardias y los horarios para facilitar la conciliación laboral y familiar de sus titulares.

    Además, las farmacias ubicadas en localidades con residencias, hogares y pisos tutelados son las encargadas de suministrar sus botiquines, y asimismo disfrutan de un acuerdo con los colegios de farmacéuticos y los ayuntamientos para la devolución de parte de la facturación "si se estima necesaria".

    Fernández Vara ha reiterado su compromiso con este colectivo en respuesta a una pregunta en el Pleno de la Asamblea de este jueves formulada por la diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, en la que el presidente ha señalado que no oculta que estas farmacias, algunas de ellas en localidades de "cien y doscientos habitantes", atraviesan una "situación complicada".

    En este sentido, ha dicho que espera que la disminución de la población en el ámbito rural extremeño no continúe, al tiempo que se ha ofrecido a escuchar cuantas propuestas realice Ciudadanos para solventar la situación de las boticas rurales.

    DESEQUILIBRIO GEOGRÁFICO

    A su vez, la diputada de la formación naranja ha mostrado su preocupación ante la situación en la que quedará el medio rural en el nuevo modelo de financiación autonómica, y asimismo ha recordado unas palabras del presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cáceres, que es donde se acumula la mayor parte de estas pequeñas farmacias rurales en Extremadura, en las que señalaba que "la situación es cada vez más angustiosa".

    "Lo que nos preocupa es la situación en la que quedan los servicios básicos de la población", ha dicho Domínguez, que ha ampliado a otros sectores el problema de la despoblación, que según ha señalado afecta más a la provincia de Cáceres que a la de Badajoz. En este sentido, ha hablado de un "claro desequilibrio geográfico" dentro de la propia comunidad autónoma.