16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 14 de abril de 2014

    Los balnearios de Extremadura abren la temporada con la meta de superar las 300.000 pernoctaciones de 2013

    Los balnearios de Extremadura abren la temporada con la meta de superar las 300.000 pernoctaciones de 2013
    EXTREMADURA TERMAL

    ALANGE (BADAJOZ), 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Los balnearios de Extremadura han abierto en las últimas semanas la temporada termal con "ilusiones renovadas" de cara a superar las 300.000 pernoctaciones que registraron en la campaña del pasado año, y que suponen el 14 por ciento de todas las que contabiliza el sector turístico de la región.

    El sector extremeño de los balnearios factura cada año 19,5 millones de euros, de los que 17 de ellos son de facturación directa, y los 2,5 millones restantes, de carácter indirecto, una parte que a juicio del consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, Víctor del Moral, es la "asignatura a mejorar" con la implantación de nuevos servicios en las zonas en las que están radicados estos balnearios.

    El objetivo es que la balneoterapia no sea la única fuente de gastos del turista que se acerca a un balneario, sino que este tenga también a su disposición una serie de servicios en la zona, "para que el turista, aparte de mejorar su salud, cargue sus maletas de recuerdos materiales de nuestra región", ha considerado el consejero.

    Todo ello para mejorar los "buenos datos que ya de por si tiene el sector de balnearios" en Extremadura, que según ha destacado Del Moral, se encuentran entre los servicios que más contratan los turistas previamente, ya que el 33,3 por ciento de los servicios que reservan los viajeros antes de llegar a la región es un tratamiento termal.

    Para promocionar este sector, el Gobierno de Extremadura y la Asociación de Balnearios de la región, de la que forman parte seis de los siete establecimientos abiertos en Extremadura, prevén poner en marcha de forma conjunta una campaña de promoción, que ya se desarrolló el pasado año con éxito, para dar a conocer los servicios que ofrecen estos centros.

    El pistoletazo de salida de la temporada termal en Extremadura se ha pegado este lunes en el Balneario de Alange (Badajoz), en un evento al que han asistido Víctor del Moral; la directora general de Turismo, Elisa Cruz; el director de este balneario, Fernando Fernández-Chiralt, y representantes de la Asociación de Balnearios de Extremadura.

    PAPEL "LÍDER" EN TERMALISMO

    En su intervención, el consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo ha destacado que Extremadura "tiene un papel líder en España en cuanto a termalismo", ya que la región cuenta con el 10 por ciento de todas las plazas de termalismo social que se ofrecen en España, es decir, 20.000 de las 200.000 totales, y sobre las que el Gobierno de Extremadura está "trabajando duro por que se incrementen".

    Y es que Extremadura cuenta con siete de los 64 balnearios que hay en España, dos de ellos en la provincia de Badajoz, como son Alange y Puebla de Sancho Pérez, y los cinco restantes en la de Cáceres (Brozas, Montánchez, Baños de Montemayor, Valdastillas y Hervás), y actualmente se está "trabajando con el Ayuntamiento de Valdecaballeros" para contar con un octavo establecimiento de este tipo.

    Unos balnearios que suman 400 empleados y 300.000 pernoctaciones, unos datos que se van "a ir mejorando", ya que se ha encargado un informe al Observatorio Regional de Turismo de Extremadura para conocer la oferta, las exigencias y las preferencias de los turistas que visitan los balnearios de la región.

    Del Moral ha destacado la necesidad de "mejorar el entorno" en el que está radicado cada balneario, así como de poner en marcha una ordenación territorial, que ya se ha licitado, para conocer a qué dedicar los espacios en torno a estos establecimientos, para crecer en función de sus potencialidades.

    De acuerdo a los primeros datos que ha ofrecido este observatorio, relativos a los meses de julio a diciembre de 2013, cerca de 60.000 personas pasaron por las cinco oficinas de turismo que existen en las localidades en las que están radicadas estos balnearios.

    "Esas 60.000 personas en la mayoría de los casos se sentían atraídas por el balneario que estaba cerca y preguntaban por sus servicios, horarios y costes", ha señalado el consejero, quien ha destacado que estos datos demuestran "cómo el balneario en el sitio donde funciona es un foco preferente de atracción de turismo".

    En ese sentido, Del Moral ha destacado que el termalismo social es "un importante pilar" del sector turístico extremeño, y en ese sentido, el Ejecutivo regional está trabajando para mejorar estos datos, para lo cual ha abierto la posibilidad de "desarrollar propuestas de promoción conjunta", confinanciadas entre el Gobierno y los empresarios al 50 por ciento.

    Así, el consejero ha realizado un llamamiento a los empresarios del resto de subsectores del turismo regional en el sentido de que "la administración está dispuesta a cofinanciar aquellas propuestas viables", ya que considera la colaboración público-privada como "una estrategia imprescindible" para desarrollar el sector turístico.

    SITUACIÓN DE LOS BALNEARIOS

    Por su parte, el director del Balneario de Alange, Fernando Fernández-Chiralt, ha considerado que estos establecimientos se encuentran en Extremadura en una "situación difícil" porque tienen "varios problemas", aunque ha reconocido que si estos establecimientos han "aguantado hasta ahora, creo que ya aguantaremos para lo que queda".

    Así, entre las "medidas a corto plazo" que los balnearios extremeños reivindican, Fernández-Chiralt ha destacado la necesidad de que se mantenga el programa de termalismo social que el Gobierno central pone en marcha todos los años, ya que oferta anualmente 20.000 plazas en Extremadura, y "aunque se pensó en reducirlo", finalmente se ha "conseguido que se mantenga".

    Otro de los problemas apuntados por la Asociación de Balnearios de Extremadura alude a la liquidez: "seguimos sin que los bancos nos presten dinero", ha señalado el director del Balneario de Alange, quien ha destacado además la necesidad de reformar la señalización, las ayudas y la promoción. Aunque en ese sentido, ha reconocido que los balnearios reciben el 50 por ciento de las ayudas a fondo perdido.

    "Somos un recurso turístico, y como tal, debe de desarrollarse y deben de ayudarnos, porque producimos turismo, no nos aprovechamos del turismo que se produce", ha destacado, quien ha añadido que "el que viene a un balneario, viene por sus aguas.

    Entre las medidas que este colectivo reivindica a largo plazo, Fernández-Chiralt ha destacado la "protección efectiva" de los acuíferos; la puesta en marcha de ordenanzas municipales de uso y protección del pantano, de cara a crear "villas termales" para que "todo funcione en un pueblo" con balneario, y disponga de recursos para ser utilizado por los turistas y para conseguir un "desarrollo completo".

    Respecto al futuro de los balnearios, Fernández-Chiralt ha explicado que estos establecimientos deben centrarse en la "exclusividad" de ofrecer "cura y tradición" en sus instalaciones: "La gente viene al balneario porque el agua le sienta bien", ha señalado.

    Así, ha destacado que el futuro de los balnearios "no puede ser imitar a los spas", ya que de esta forma "perderían su exclusividad", sino que deben defender el "respeto al agua, su puesta en valor", y conjuntar esto con un "entorno rico en patrimonio y naturaleza".