28 de noviembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Estatuto.-Touriño detecta "vodeviles" para "aparcar" la reforma y apela a abordarla en la Cámara en base "a lo acordado"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, censuró hoy el "interés de alguien por aparcar" la reforma del Estatuto y, preguntado por la propuesta de una entrevista a dos bandas del portavoz nacional del BNG y vicepresidente autonómico, Anxo Quintana; al líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo; apeló a "escapar de vodeviles y enredos", puesto que el proceso debe desarrollarse en base "a lo acordado, en sede parlamentaria".

En la rueda de prensa posterior al Consello, Touriño cuestionó "cuál puede ser el interés de alguien por que --la reforma-- quede aparcada" y, por ello, advirtió del "grave error para el país" que supondría que Galicia "quedase atrás". "Toca aplicarse, no sé si con 45 reuniones a dos o a tres", ironizó, tras lo que subrayó que, actualmente, ya "se está trabajando de acuerdo a lo acordado, en sede parlamentaria".

El mandatario recordó que su reunión con Núñez Feijóo propició la modificación del sistema de trabajo en la ponencia y añadió que, el próximo día 15, los tres grupos se reunirán para poner en común los puntos redactados por cada uno y facilitar un "retrato real de la situación, con las partes que están más avanzadas".

En consecuencia, consideró que, con la "agenda de trabajo trazada", exiten "augurios que dicen que esto es mejor dejarlo para tiempos futuros" y, tras subrayar que "las demás comunidades autónomas no van a hacerlo así", confirmó su "preocupación" por los últimos posicionamientos de los demás partidos políticos.

COMÚN DENOMINADOR

Así, destacó que Galicia ya "invirtió un tiempo importante" en la revisión de su autogobierno y añadió que es "importante que todos trabajen en esa dirección para buscar el común denominador de Galicia". "Será lo mejor para este país", aseveró, tras lo que subrayó que "en democracia deciden los ciudadanos, en otros sistemas, los iluminados".

En esta línea, advirtió de que "no le gustaría que porque uno quiera decir 'A' y otro 'B' Galicia quede aparcada". "No sé cuál puede ser el interés", reiteró, tras lo que garantizó su "firme voluntad y disposición" para que, una vez presentados los puntos comunes el próximo viernes, los tres líderes gallegos puedan reunirse "en la tarea de provocar un acuerdo político en enero".

En consecuencia, advirtió de que no está "dispuesto a renunciar a priori" al objetivo de mejorar el texto de 1981 con la "creación de sombras respecto a las posibilidades de éxito" del proceso. "Lo que hay que hacer es poner luches e intensificar el esfuerzo y la decisión de pactar", aseveró, tras lo que concluyó: "Basta con mirar las experiencias históricas anteriores, lo que pasó con la Constitución o con este Estatuto".