24 de noviembre de 2020
27 de junio de 2006

Fontenla pide "una dirección única en el discurso económico" y exige "protagonismo" para distribuir recursos de I+D

Critica que la demanda de todos los agentes sociales para contar con un AVE "parece seguir en vías de ser ignorada"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla, considera que resultaría oportuno "una dirección única en el discurso económico", pues advirtió de que los potenciales inversores "son muy sensibles a cualquier injerencia o tentación de gravar los proyectos empresariales".

En su intervención ante la Asamblea General de la CEG, Fontenla reiteró el rechazo de la patronal "a la creación de nuevas tasas o a la recaudación de un porcentaje que grave la actividad energética" y reiteró que "pueden disuadir de manera decisiva a la implantación y desarrollo de empresas". "Resulta más que suficiente el peso fiscal que vienen soportando las empresas españolas", recordó.

En este sentido, abogó por la "creación de un mercado único de la energía" y la búsqueda y establecimiento de energías alternativas. "Incluso me he permitido apuntar la necesidad de abrir un debate sobre la energía nuclear", indicó a los empresarios.

Por otra parte, Antonio Fontenla exigió "el protagonismo que les corresponde en la distribución de recursos de I+D, pues considera que "solamente los empresarios, en colaboración con las universidades y otras instituciones, pueden determinar cuáles serán las líneas de investigación que pueden tener éxito en el mercado".

Así, expresó de nuevo "la disposición" de la representación empresarial "por estar presente en el diseño de todas las políticas que competen al área económica laboral". Fontenla mostró la inquietud por la marcha de las empresas "en un medio plazo", debido a las últimas tensiones inflacionistas y la subida escalonada de los tipos de interés, a las que se une el elevado precio del crudo.

RETRASO DEL AVE

El presidente de la CEG también se mostró muy crítico por los retrasos que acumula el tren de alta velocidad para Galicia y advirtió de que "una vez más podría posponerse en aras de otras infraestructuras previstas para el resto del Estado".

Antonio Fontenla lamentó que los últimos estudios publicados en esta materia "corroboran las peores previsiones" de los empresarios gallegos. "El orden y la cuantía de las inversiones prometidas no corresponden a la dotación real prevista en los Presupuestos Generales", criticó.

Por ello, indicó que ésta no es la primera reclamación de la patronal en este asunto y se teme "que tampoco será la última", dado que la exigencia ya manifestada en un acuerdo con todos los agentes sociales y con diferentes instituciones "parece seguir en vías de ser ignorada".

Asimismo, Fontenla agradeció "los esfuerzos empleados por todos, en especial del Consejo Asesor de la CEG" permitieron a esta institución llegar "a una situación razonablemente equilibrada desde el punto de vista de las cuentas internas".

El máximo responsable de los empresarios gallegos subrayó que "se caracteriza por una normalización de las cuentas de resultados y por la reducción de la deuda en los términos comprometidos con las entidades financieras". La CEG, que cumple 25 años desde su creación, tuvo su mayor crisis entre finales de 2000 y principios de 2001, cuando se descubrió un agujero de unos 6 millones de euros, bajo la gestión de Antonio Ramilo, fallecido recientemente.