20 de junio de 2019
  • Miércoles, 10 de Junio
  • 12 de enero de 2008

    La ONG Sonrisas de Bombay recibirá el viernes el premio de acción social de la Fundación Rosaleda y Caixanova

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La organización humanitaria Sonrisas de Bombay recibirá el próximo viernes día 18 de enero en Santiago de Compostela el primer premio de acción social 'Axuda 07' convocado por la Fundación Rosaleda y Caixanova.

    La entrega del galardón se llevará a cabo en la Capilla Real del Hostal dos Reis Católicos de Santiago de Compostela. Sonrisas de Bombay representa un proyecto creado y dirigido por el periodista español Jaume Sanllorente.

    El jurado del premio estuvo compuesto, entre otros, por la directora xeral de Cooperación Exterior, Fabiola Sotelo, --en representación del presidente de la Xunta--; el presidente de la Fundación la Rosaleda, Gerardo Fernández Albor; el presidente Consejo de Administración del Hospital La Rosaleda, Manuel Granja González; el director de Caixanova, Luis Vela; el director de la Obra Social de Caixanova, Guillermo Brea; y por el profesor de la Facultad de Medicina de Santiago Manuel Freire-Garabal, en calidad de secretario del jurado.

    Sonrisas de Bombay fue fundada por el periodista español Jaume Sanllorente, quien después de numerosos viajes a la India y de ver de cerca las necesidades de Bombay, especialmente "las de los intocables y descastados", decidió dejar su trabajo en invertir todos sus ahorros en acondicionar un pequeño orfanato de la zona de Thane, emprendiendo una lucha pacífica contra la pobreza en la zona que continúa día a día, según informó la Fundación La Rosaleda.

    Tras finalizar la carrera de Periodismo y vivir un año en la ciudad de Londres, Jaume Sanllorente consiguió el puesto de delegado en Catalunya de una revista económica. Este puesto le brindó la oportunidad de entrar en contacto con responsables de las finanzas del país.

    Unos años más tarde, Sanllorente entró en una agencia de viajes y, sin haberlo decido antes, acabó viajando a la India, país del que quedó "impresionado". "Es el inicio de una historia de amor que durará para siempre", destacó la Fundación La Rosaleda. Posteriormente, recorrió otros países asiáticos como Nepal, Tailandia o Malasia.

    A su regreso a Bombay, conoció el orfanato Karuna, que no puede acoger a más niños por estar en números rojos. Por ello, Sanllorente comenzó inmediatamente a estudiar las necesidades del centro, a medir su potencial, y decidió trazar un proyecto "ambicioso y útil" para que miles de niños huérfanos en Bombay "puedan tener un futuro libre y lleno de oportunidad", afrontando personalmente muchos gastos.

    Para esta iniciativa elaboró un plan de trabajo exhaustivo, que incluye registros, abogados, auditorias, marketing, "convirtiendo el proyecto en una ONG sólida y con interesantes perspectivas", llamada Sonrisas de Bombay.