4 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Rural.- La Academia de Ciencias Veterinarias aconseja reforzar la desinsectación para prevenir contagios por lengua azul

Insta a la Xunta a "no bajar la guardia" y advierte de que el mosquito trasmisor se adaptó a las temperaturas gallegas por efecto del cambio climático

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Representantes de la Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia destacaron hoy la importancia de impulsar "todo tipo de medidas" preventivas para evitar el contagio de reses ovinas, bovinas y caprinas sanas de otras afectadas por el virus de la 'lengua azul', sobre todo con el traslado de animales en la propia comunidad y la entrada de cabezas de ganado de otras zonas del Estado.

Tras presentar la recién constituida junta de gobierno de esta entidad, los expertos recomendaron la desinsectación de vacas, ovejas y cabras como actuación necesaria que debe complementar la campaña de vacunación impulsada por la Consellería de Medio Rural. "Es primordial que las medidas preventivas se lleven a cabo al máximo", aseguró Miguel Fernández Rodríguez, secretario general de la Academia gallega.

Así instaron al Gobierno autonómico a "no bajar la guardia", tras recordar que "siempre" existe un peligro potencial derivado de la permanente adquisición de reses vacunas de otras comunidades y sobre todo hembras de cría. Por ello, insistieron en la necesidad de desinsectar los camiones en los que se transporta ganado, los propios coches de los veterinarios y de los ganaderos.

"Lo importante es que las consellerías están poniendo a disposición de los ganaderos los medios para que el vector no tenga cobijo y no haya contagio entre animal enfermo y sano", manifestó por su parte el presidente de la entidad, José Luis Benedicto, que, además, señaló que el mosquito trasmisor del virus, de la familia de los 'culicoides', se está "acondicionando a temperaturas más bajas" y a zonas donde la pluviosidad no haría prever su aparición. El vicepresidente de la Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia y experto en parásitos, Pablo Díaz Baños, atribuyó esta adaptación a las condiciones meteorológicas de la comunidad a un efecto del cambio climático, que suavizó las temperaturas en épocas donde suelen ser más bajas.

"El trasmisor saltó las barreras ficticias por problemas del cambio climático", subrayó, para afirmar que los expertos no saben hasta dónde llegará el mosquito y, por tanto, el virus, "si las temperaturas no son las habituales, esas modificaciones favorecen el problema". Como apuntó Benedicto, los primeros casos se dieron en el sur peninsular, donde la proximidad a África y las elevadas temperaturas concentran las condiciones propicias.

AVANCE EN LA COMUNIDAD

Los expertos admitieron que el número de casos de reses ovinas, bovinas y caprinas afectadas por 'lengua azul' se extenderá en la comunidad gallega. "Es un tema complicado porque intervienen muchas variables y supuestos", reconoció Díaz Baños, que, no obstante, destacó que la campaña de vacunación "está intentando detener el problema".

A este respecto incidieron en la especial "importancia" de las campañas de saneamiento ganadero impulsadas en Galicia que permitieron la erradicación de dolencias como la tuberculosis, entre otras. En el caso del mal de las vacas locas, Benedicto aseguró que la comunidad gallega fue la autonomía en la que "más análisis se han hecho de todo el Estado".

La complejidad de prever la circulación del virus de la 'lengua azul' es una de las razones por las que los profesionales de la Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia insisten en la importancia de la política preventiva y, en concreto, de la desinsectación. "Los vectores --mosquitos-- no dependen de nosotros, sí los conductores --cabezas de ganado--", afirmó Díaz Baños.

Los expertos confiaron en que la campaña de vacunación alcance "en el menor tiempo posible" al mayor número de animales y señalaron que esta actuación si podría estar concluida a final de año al constatar que "es una cuestión de medios y se han puesto los efectivos", incidió Fernández Rodríguez, en referencia a la previsión de Medio Rural de inocular dos vacunas a 1,4 millones de reses ovinas, bovinas y caprinas hasta el 31 de diciembre.

45 ACADÉMICOS

La Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia inaugurará el curso 2008-2009 el próximo 30 de octubre en la capital gallega con una conferencia de Luis Mardones, profesor universitario y profesional que, además, está vinculado a Coalición Canaria. Pese a impulsarse en 1975, su impulso definitivo no se produciría hasta 2003.

La entidad acaba de nombrar su junta de Gobierno, que preside José Luis Benedicto, y aspira a ampliar las labores de cuidado animal a las cuestiones de seguridad alimentaria, medioambiente, pesca y acuicultura. "El objetivo primordial es que la profesión adquiera una mejor posición en Galicia", expuso Benedicto. Hasta la fecha son ya 45 los académicos que la integran entre socios de número, de honor y extranjeros.

La Academia realiza, además, informes sobre cuestiones requeridas o bien de 'motu propio', en aquellas situaciones que estime de interés social o de una mala actuación. "Pretendemos dinamizar nuestra profesión y advertir de posibles errores", agregó. Entre los estudios impulsados citaron uno sobre 'lengua azul' en el que aseguraron avanzar ya en 2007 la llegada del virus a Galicia.

Pese a que ya existen otras comunidades autónomas con una academia propia desde hace 40 años como Valencia, Cataluña o Andalucía, su máximo responsable en Galicia destacó que cada vez se crean más y destacó que profesionales de Extremadura, Murcia y Castilla y León consultaron a la entidad gallega los pasos a seguir para constituir una entidad en sus respectivos territorios.

Como matizó Benedicto, la diferencia con un colegio profesional radica en que la Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia, con sede en Santiago, es una entidad que no cobra a sus asociados "ninguna tasa o devenga, es una cuestión altruista". En este sentido recordó que para pertenecer a ella se necesita únicamente un currículo profesional.