6 de abril de 2020
24 de marzo de 2014

Rural.- Arias Cañete avisa de los "altos costes" de etiquetado obligatorio de origen de carne en alimentos procesados

SANTIAGO/BRUSELAS, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha expresado este lunes su rechazo a la introducción del etiquetado obligatorio para identificar el origen de la carne utilizada como ingrediente en alimentos procesados --una medida que sopesa Bruselas tras el escándalo de la carne de caballo hallada en productos como lasañas o albóndigas-- por considerar que tendría "altos costes" para las empresas y se traduciría en un aumento de precio para los consumidores.

"Nos preocupa y no podemos obviar por su trascendencia, las implicaciones que tendría esta medida en los operadores de empresas alimentarias, con repercusiones negativas principalmente en las pymes, que verían incrementados sus costes de producción", ha dicho Arias Cañete durante el debate público sobre el etiquetado de carne celebrado en el Consejo de Agricultura de la UE.

El ministro ha alertado además de que se incrementaría la complejidad de los controles y existiría una necesidad de aumentar "el número y cualificación de los recursos humanos". "En el mercado interior habría también riesgo de segmentación del mercado interior y tendencia al proteccionismo y en los consumidores un aumento del precio de los productos", ha sostenido.

"Por todo ello, habría que cuestionarse si esta medida sería proporcionada al objetivo perseguido, considerando los elevados costes adicionales que podría ocasionar la introducción de la indicación obligatoria del ingrediente carne", ha apuntado Arias Cañete.

A su juicio, "la necesaria transparencia de la información alimentaria queda garantizada con los requisitos obligatorios del etiquetado que ya rigen".

Para leer más