20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 3 de noviembre de 2008

    Rural.- El Gobierno central rechaza compensaciones fiscales para comunidades de montes por la absorción de CO2

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno central rechazó establecer compensaciones fiscales para los montes vecinales mancomunados y las unidades de xestión forestal (Uxfor) por la capacidad de absorción de dióxido de carbono (CO2) de estas masas forestales, frente a la petición del Parlamento gallego, que había demandado medidas en este sentido.

    Así consta en la respuesta escrita del Ejecutivo central a una iniciativa del senador por designación autonómica del BNG, Xosé Manuel Pérez Bouza, en la que reclamaba "compensaciones económicas y fiscales" para estas organizaciones, que "contribuyen" en la lucha contra el cambio climático porque las masas forestales absorben CO2 y otros gases de efecto invernadero.

    Pérez Bouza recordó que el pleno del Parlamento gallego aprobó por unanimidad el pasado 25 de junio una proposición no de ley en este sentido, en la que instaba a la Xunta a pedir en Madrid compensaciones fiscales para los montes mancomunados y las Uxfor.

    En la contestación, el Gobierno estatal señaló que el actual marco tributario del impuesto de sociedades "contiene suficientes medidas fiscales específicas" a favor de la gestión sostenible de los montes y que "no se considera procedente" establecer bonificaciones en este ámbito.

    En cuanto a los impuestos especiales, la Administración central indicó que "no parece que las compensaciones fiscales" para primar la repoblación "se puedan instrumentar mediante beneficios" en tales gravámenes.

    DEMANDA DE JUSTICIA

    El senador gallego aseguró que "no es de recibo" el rechazo "tajante" de esta demanda "de justicia" que fue apoyada por los tres grupos del arco parlamentario gallego y recordó que el impuesto de sociedades que pagan las comunidades de montes se sitúa en el 25 por ciento.

    Pérez Bouza indicó que los bosques gallegos fijan el 21 por ciento del dióxido de carbono que acumulan los árboles en el Estado español, unos 37 millones de toneladas anuales, y anunció que presentará una moción en el Senado para que todos los grupos "se pronuncien claramente" y no haya "contradicciones" entre lo que se aprueba en Galicia y lo que se defiende en Madrid.