3 de diciembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Rural.- La industria forestal rechaza la Ley de Prevención de Incendios diseñada por la Xunta y la tacha de "errónea"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las principales industrias forestales gallegas, integradas en la asociación Monte Industria, rechazaron hoy el proyecto de Ley de Prevención de Incendios Forestales elaborado por la Consellería de Medio Rural porque cree que parte de una filosofía "errónea", porque cree que "entiende el monte como problema".

La industria forestal se queja de que el borrador legislativo, abordado hoy en el Consello Forestal Galego, "introduce más medidas coercitivas contra los propietarios que contra los incendiarios", pese a que Medio Rural confirmó hoy que renuncia a imponer una tasa por la extinción de incendios forestales.

A juicio de Monte Industria, el anteproyecto de ley "parte de un diagnóstico equivocado" y por ello "introduce medidas equivocadas" por lo que expresó su "gran preocupación". "La Consellería de Medio Rural reconoció que la situación del último verano fue excepcional y, sin embargo, ha elaborado una ley a partir de esa situación anómala", lamentaron en un comunicado.

Por ello, la industria forestal gallega estimó que el trámite en el Parlamento gallego de la ley de prevención de incendios forestales será "la última oportunidad para que sus opiniones sean tenidas en cuenta".

Asimismo, Monte Industria apeló a "la corresponsabilidad entre la sociedad y los propietarios" y criticó que "la no aplicación" del Plan Forestal de Galicia ha supuesto que la Administración haya dejado de invertir en el monte 300 millones de euros. Por ello reclaman que, además de incentivar al propietario, se invierta en el monte y que la política de incendios "no detraiga de la política de producción forestal".

La industria forestal gallega apunta que es propietaria de aproximadamente 12.000 hectáreas de monte y depende "casi exclusivamente" de la producción de madera de los propietarios forestales gallegos. "En el año 2005 se cortaron siete millones de metros cúbicos de madera en Galicia", afirman.