27 de noviembre de 2020
21 de agosto de 2007

Rural.- Medio Rural cifra en un 3,08% el seguimiento del paro del servicio contraincendios

Pide a CC OO y CSIF que formulen una propuesta de acuerdo laboral que "no altere" el anterior y que evite nuevos procesos judiciales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Medio Rural informó de que, finalmente, el 3,08% efectivos de los casi 1.400 que integran el Servizo de Defensa contra Incendios Forestais (SDCIF) de la Xunta ha secundado hoy la primera de las cuatro jornadas de huelga convocadas para lo que resta de agosto por los sindicatos CC OO y CSIF para demandar la reapertura de la mesa de negociación que permita a estos trabajadores contar con una convenio laboral "digno y justo".

El departamento que dirige Alfredo Suárez Canal destacó el cumplimiento de los servicios mínimos, que limitó a 324 el número de personal, de los casi 1.400 efectivos del dispositivo, que podían ir a huelga, debido a que se está en la época de alta riesgo de incendios forestales. Así, tras el parte facilitado por los distritos forestales durante los turnos de noche, mañana y tarde, Medio Rural informó de que el paro, finalmente, fue secundado por diez efectivos. Por contra, reprobó los "diversos sabotajes" que se produjeron durante la noche que inhabilitaron vehículos contraincendios del distrito de A Limia (Ourense).

La Consellería de Medio Rural censuró la "irresponsabilidad" de individuos que inhabilitaron motobombas, al dañar 18 ruedas y cristales de vehículos del distrito XV de Xinzo de Limia (Ourense), al tiempo que recordó que se está en la época de alto riesgo, "por tanto tienen que estar plenamente operativos".

El departamento de Suárez Canal advirtió de que este "sabotaje" contra el material del dispositivo supone también un "agravio" contra el erario público, ya que obliga a restaurar los daños causados por vandalismo con dinero de todos los ciudadanos, "lo que evidencia un escaso aprecio por el servicio público".

VIA ALTERNATIVA PARA UN ACUERDO

Finalmente, y frente la demanda de reabrir la mesa de negociación por parte de los sindicatos convocantes, Medio Rural insistió en que, una vez llevado a proceso judicial --por parte de CC.OO. y CSIF-- el acuerdo conseguido con la CIG y UGT "sólo queda aguardar por su resultado".

No obstante, y como vía alternativa, Medio Rural también abogó por formular una nueva propuesta que, "sin alterar el acuerdo anterior y el funcionamiento del dispositivo, evite nuevos procesos judiciales". "UGT y CIG han hecho propuestas en esa dirección y la intransigencia de CC OO impide el acuerdo", recriminó la consellería.