20 de septiembre de 2019
9 de mayo de 2009

Rural.- El PSdeG exige a la Xunta que "rechace" el ERE presentado por Leche Pascual en su planta de Outeiro de Rei

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una proposición no de ley en la que exige a la Xunta que "rechace" el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por Leche Pascual en su factoría de Outeiro de Rei (Lugo).

Así, el portavoz en materia de Traballo del grupo socialista, José Tomé Roca, subraya en la iniciativa que "el ERE no está sustentando en causas objetivas y reales imputables a la factoría", por lo que pide a la consellería dirigida por Beatriz Mato que lo "rechace".

Tomé aseguró que "todo parece indicar que se llega a esta situación debido a prácticas empresariales poco clareas y desleales con ganaderos y los propios trabajadores, provocando la reducción de la actividad para así justificar lo que ahora pretende". "Los gallegos no deben pagar dificultades ajenas a nosotros que puedan existir dentro de un grupo empresarial", agregó.

En este sentido, reclamó que se "garantice el cumplimiento de las obligaciones que en materia laboral tienen las empresas que reciben ayudas públicas".

Del mismo modo, demandó a la Xunta que "tome las medidas pertinentes para que se siga recogiendo leche de los ganaderos, materia prima necesaria para continuar con la actividad laboral en la factoría y mantener los empleos directos e indirectos".

"QUE NO SE CUELE POR LA VÍA DEL SILENCIO"

"No permita que se cuele por la vía del silencio administrativo la aprobación de este ERE tan perjudicial para los trabajadores y para la industria de nuestro país", exhortó Tomé Roca. Esta situación --añadió-- "generaría un grave problema laboral", ya que la empresa pretende extinguir el contrato de 155 empleados directos, que repercutirá en más de un millar de empleos indirectos.

El diputado socialista subrayó que "de confirmarse el cierre de la factoría, sería un duro golpe para el sector en la provincia de Lugo y para el agro gallego". "Se suma (este problema) a la ya de por sí difícil situación que está atravesando el sector lácteo, lo que agrava las consecuencias negativas para una de las zonas más productoras de leche, como es la Terra Chá", sentenció.