17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 17 de agosto de 2009

    Rural.- El riesgo será "especialmente elevado" hoy en Galicia y el Gobierno pide colaboración ciudadana

    MADRID/SANTIAGO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El riesgo de incendios forestales será hoy "especialmente elevado" en algunas zonas de Zamora, León, Galicia, Palencia, Salamanca, Cáceres, Badajoz, Cádiz, Segovia y Guadalajara, según informó el Ministerio del Interior. Por ello, el Gobierno reclama la colaboración ciudadana para evitar nuevos incendios.

    En concreto, el riesgo meteorológico de incendios afectará a Zamora, León, sureste de Galicia y norte de Palencia, así como la zona sureste-noroeste de Salamanca, la confluencia oeste de las provincias de Salamanca y Cáceres y de ésta con Badajoz. El riesgo será también elevado en el sur de Cádiz y en algunos puntos de Segovia y Guadalajara.

    El Gobierno recordó que las medidas de prevención y la colaboración ciudadana son esenciales para evitar fuegos, por lo que recomendó a los ciudadanos que extremen las precauciones y presten especial atención a las normas de las Comunidades Autónomas sobre prevención de incendios.

    Entre las normas básicas para prevenir incendios, el Ejecutivo incidió en la necesidad de evitar encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos, así como prestar especial atención a la quema controlada de rastrojos en el campo y a los cigarrillos encendidos, basuras y, especialmente, las botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol.

    En caso de incendio, recomendó adentrarse en zonas de monte o bosque sólo si conoce bien el terreno, las vías de comunicación y caminos, caminar siempre por zonas de gran visibilidad, así como acampar en zonas autorizadas, puesto que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación.

    Por último, aconsejó informarse de la situación meteorológica si se va a viajar y, en caso de detectar un fuego en su inicio, pisotear o sacudir con ramas verdes la base de las primeras llamas y, si en un tiempo breve no puede apagarlo, avisar a alguno de los servicios de emergencia.