29 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

Rural.- El SLG alerta que trabajadores agrarios no podrán seguir cotizando por subidas de hasta 384 euros en el REASS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Labrego Galego (SLG) alertó hoy que habrá trabajadores agrarios que no podrán seguir cotizando al Regimen Especial Agrario (REASS) y, por tanto, "se quedarán por el camino", con la subida que se aplicará a partir de este año de entre 202 y 384 euros, lo que supone que una explotación de dos personas tendrá que hacer frente a 5.000 euros anuales de gasto para este concepto.

"Es una medida antisocial y con afán recaudatorio", reprobaron la secretaria xeral y la responsable de Servicios del SLG, Carmen Freire y Isabel Vilalba, quienes recordaron en rueda de prensa que en la actualidad son 47.000 trabajadores agrarios inscritos en el Régimen Agrario, de la cuales un porcentaje "aún sin determinar" se verán "excluidas" de esta cotización por su imposibilidad de asumir esta subida, establecida a inicios de año con el "nuevo encuadramiento" de este régimen de cotización.

Vilalba aclaró que la consecución de "pensiones dignas" para estos trabajadores es una reivindicación histórica del sindicato nacionalista, "pero no a costa de que no puedan asumir la subida y se queden por el camino".

De los 47.000 cotizantes al Régimen Especial Agrario en Galicia, Isabel Vilalba apuntó a las mujeres, que supone el 60 por ciento, como el colectivo que se verá "más afectado por este incremento", ya que son la mayoría en las explotaciones "de tipo medio" y, precisamente, corresponde con las granjas que se verán con "más dificultades" para hacer frente a esta subida.

Asimismo, Vilalba recriminó el "caos" y la "mala" gestión de este nuevo sistema de cotización donde, a modo de ejemplo, se dan "tres plazos diferentes" de tramitación o ofrece un sistema "complejo" para el usuario. En la misma línea, censuró que exista un "buen número de mujeres" en el campo en el que se les niega entrar en el sistema por la pensión de viudedad.

Por todo ello, el SLG consideró que se trata de un sistema "muy injusto" porque a la hora de la subida de la cotización no se tuvo en cuenta los ingresos de cada explotación.