2 de octubre de 2020
30 de mayo de 2008

Rural.- El SLG augura que la industria usará el contrato lácteo para hacer "definitivo" el actual precio "de miseria"

LUGO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Labrego Galego (SLG) reiteró hoy que los modelos de contrato homologado fijados en ámbito nacional y autonómico "no solucionan" los problemas de precios que vive sector lácteo. Por el contrario, auguró que serán utilizados por la industria para convertir la "miseria" que le pagan actualmente a los ganaderos en "definitiva".

El responsable de Gandeiría, Xavier Gómez Santiso, interpretó que se estableció estos contratos "en un intento de apaciguar el sector y desviar la atención hacia otros debates".

Gómez Santiso mantuvo su crítica a ambos contratos por no recoger "lo fundamental": la inclusión de un precio de referencia. Santiso insistió en que estos contratos pueden acabar "jugando a favor" de los intereses de las industrias.

Así, advirtió de que que las empresa pueden utilizarlos para "presionar" a los productores "y consolidar una situación de bajos precios como la que vivimos en estos momentos".

Para este sindicato, es "imposible" que las explotaciones sean rentables, si no reciben un precio en torno a los 45 céntimos de euro por litro, en tanto que lo que se abona ahora se sitúa en torno a los 33 céntimos.

"Lo que quieren las industrias es utilizar el contrato para convertir los precios de miseria que hay en estos momentos en definitivos", reprobó Santiso.

Frente a esto, el Sindicato Labrego Galego instó tanto a la consellería como al Ministerio de Medio Rural a que si "realmente" tiene voluntad de mediación la utilicen para "una negociación seria" de precios y sacar al sector de la situación en la que se encuentra.

En cuanto a la Consellería de Medio Rural, dirigida por el nacionalista Alfredo Sánchez Canal, la acusó de "tener más voluntad de apoyar las posturas de las empresas que de negociar precio".

Finalmente, Xavier Santiso lamentó a que esta situación de bajos precios se le sume el problema derivado de la climatología que reducirá el almacenamiento de forraje y la calidad de los mismos, lo que infirió que revertirá en un incremento de los costes de producción "de tres euros por día y por vaca".