2 de diciembre de 2020
25 de enero de 2007

Rural.- El SLG exige que se solucione el poblema de la venta de 'leche negra' por vías no judiciales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Labrego Galego (SLG) salió "en defensa" de los productores lácteos gallegos que, a su juicio, son "víctimas" del proceso abierto por la Audiencia Nacional contra la 'leche negra', aquella que se vende fuera de cuota, y exigió que este problema se solucione por otras vías que no sean las judiciales.

Para el SLG, los dos responsables "bien claros" de este problema son el Ministerio de Agricultura --tanto en la última fase del Gobierno de Felipe González, como después con el PP--, por fomentar la venta de leche fuera de cuota como única respuesta a la conflictividad social que se registraba por la lucha de los ganaderos de Galicia, que demandaban poder incrementar su derecho a producir.

El sindicato nacionalista apuntó como "segundo culpable" a la Administración de Manuel Fraga en Galicia, por "ser cómplice" del MAPA en el fomento de esta compra-venta de leche fuera de cuota.

Así, aseguró que los productores se vieron en la obligación de entregar la leche en estas condiciones por "no tener capacidad" de decidir --"al día de hoy todavía no pueden cambiar la empresa que les recoge la producción"-- y a pesar de haberse posicionado contra este tipo de prácticas, como recordó que demostraron las manifestaciones y declaraciones del SLG en aquella época.

"De este manera, las víctimas finales fueron, y están siendo, las propias explotaciones lecheras y cooperativas", aseguró el SLG, quien criticó que no se les dejase producir la leche que necesitaban para hacer "rentable" su actividad, "máxime cuando las políticas gubernamentales y comunitarias se orientaron de cara a mantener los recios artificialmente bajos".

Asimismo, también consideró que los ganaderos son "víctimas" por haber sido "criminalizados" por una práctica "fomentada" desde el propio MAPA en "complicidad" con la Xunta de Manuel Fraga; por verse obligada a pagar "millones supertasas" por pasarse de sus topes; y por tener que "malvender" la leche más barata que su precio de mercado, "incluso hasta 0,72 céntimos de euro menos por litro".

Por estos motivos, el SLG defendió que "va siendo hora de que dejen en paz" a productores, "que ya tienen problemas suficientes en los que pensar", como precios a la baja; dificultades para ampliar la base territorial de las explotaciones; deudas en aumento; supertasa; o planes lácteos "diseñados específicamente para impedir que Galicia puede producir más leche".