23 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Rural.- Unións Agrarias exige "parar" la caída del precio de la leche en origen para alcanzar un acuerdo en el sector

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Unións Agrarias reivindicó hoy el "cese inmediato" de la caída del precio de la leche en origen y las "importaciones masivas" para alcanzar un acuerdo con las industrias ya que, en lo que va de año, el encarecimiento de la leche supuso una baja de las cotizaciones en más del 25 por ciento.

Según denunció el sindicato en un comunicado de prensa, la pretensión de las industrias del sector es introducir bajadas en las cotizaciones de la leche en octubre, circunstancia "sin precedentes" en los últimos 30 años y que supondría el "colapso" del sector lácteo en Galicia.

La negativa de los productores a la bajada del precio de la leche este otoño propuesta por las industrias lácteas impidió ayer que representantes de las organizaciones Unións Agrarias (UU.AA.), Xóvenes Agricultores (XX.AA.) y la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca) alcanzasen un acuerdo para iniciar la firma de contratos homologados.

Tras más de cuatro horas reunidos en Santiago, se emplazaron para un nuevo encuentro que se celebrará el próximo jueves al no llegar a un acuerdo sobre la cotización láctea. Aparte de sindicatos y productores, a la cita asistieron representantes de Leite Río, Feiraco, Leche Celta (Lactogal) y el gerente de la Asociación de Empresas Lácteas de Galicia, Pedro Ramos.

Los agentes representados en la reunión, convocada por la Consellería de Medio Rural, discreparon sobre el "punto de partida", según expuso el secretario general de XX.AA., Francisco Bello. "Quieren que la leche baje en otoño pero no estamos dispuestos", señaló, tras defender que los ganaderos necesitan "garantías de futuro".

Por su parte, la Unión Sindical Agraria Galega (USAG) denunció hoy que la negativa a firmar los primeros contratos homologados "arruinarán" a los ganaderos gallegos y les obligará a "hacer lo que no les gusta: tirar la leche", por lo que apostaron por impedir las importaciones de leche y aumentar el precio en origen.