18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Rural.- Vierten 40.000 litros de leche tras sabotear cuatro cisternas de Leche Río en Silleda, Frades, Mesía y Palas

    La compañía suspende la recogida en estas zonas hasta que no se le garantice la seguridad y cifra en 20.000 euros los daños

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Las rutas de recogida de Leche Río por Silleda, Frades, Mesía y Palas de Rei han sido saboteadas, después de que desconocidos aprovecharan la ausencia de los conductores de los camiones cisternas para derramar los 40.000 litros de leche que portaban los contenedores. Además, algunos de los vehículos aparecieron con las ruedas pinchadas y con pintadas en la que se podía leer "ladróns".

    Así lo confirmó a Europa Press el responsable de ventas de Leche Río, José Manuel Reguera, quien elevó a 20.000 euros la cuantía de los daños que han provocado estas acciones realizadas por desconocidos, ya que aclaró que ninguno de los cuatro conductores pudieron ver quien abrió los contenedores con la leche que acababa de ser recogida en la zona.

    Reguera confirmó que estos sabotajes han sido comunicados a la Guardia Civil, que ha abierto una investigación. Además, anunció que la compañía ha decidido suspender la recogida de leche a los ganaderos en estas cuatro zonas "hasta que se les garantice la seguridad de los remolques".

    "No tiene lógica que lo recojamos para que luego se nos tire", argumentó el responsable de Ventas de Leche Río, quien rechazó que esta suspensión de la recogida sea una "especie de castigo" a los ganaderos de la zona, "sino que se trata simplemente de garantizar la seguridad de nuestros camiones".

    Estos sabotajes se producen después de que los sindicatos agrarios hayan alertado de que la industria preparan para marzo una nueva bajada de los precios que abonan a los ganaderos, tras la realizada en el mes de febrero de hasta seis céntimos de euro por litro. Precisamente, esa decisión motivó en marzo dos manifestaciones en dos fábricas de leche en Nadela (Lugo) y Pontedeume (A Coruña), que acabaron con el asalto a sus instalaciones y daños en el interior de las mismas.

    CONDENA DE LOS SINDICATOS QUE COMPRENDEN EL MALESTAR.

    Tras registrarse estos sabotajes en rutas de Leche Río, los sindicatos agrarios manifestaron su condena a estos vaciados de cisterna pero admitieron que es "comprensible" el "malestar general" entre los ganaderos debido a la situación que viven, "con subida de costes mientras caen los precios".

    "Las nuevas bajadas de modo unilateral son un atraco a mano armada en toda regla", denunció el responsable de Acción Sindical de Unións Agrarias (UU.AA), Xosé Ramón González, quien insistió a Europa Press que, en todo caso, el sindicato "condena rotundamente" los sabotajes de hoy.

    En la misma línea se pronunció, Xóvenes Agricultores (XX.AA) que, aunque tachó de "reprobables" los vertidos de leche, también admitió que este tipo de incidentes son "comprensibles" ante el anuncio de una nueva bajada de precios para los meses de marzo y abril "de hasta 0,11 céntimos de euros en litro".