19 de septiembre de 2019
24 de febrero de 2008

Innova.- Una plataforma Wimax coordinará y gestionará las bases de medios aéreos de los distritos forestales gallegos

Wireless Galicia cree posible transferir esta tecnología a otros sectores como pesca, turismo, teleformación o acceso rural a Internet

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una plataforma de telecomunicaciones Wimax, probada con éxito por Wireless Galicia, constituyó el programa piloto por el que se convocó un concurso público para contratar el servicio que permitirá a la Consellería de Medio Rural, a partir de ahora, coordinar y gestionar las bases de los medios aéreos de los distritos forestales de la Comunidad gallega con esta tecnología puntera.

Hace dos años esta firma gallega, en el marco del Plan Galego de I+D+i, utilizó la base aérea de Toén (Ourense), situada a unos 11 kilómetros de la capital de provincia, seleccionada por la Consellería do Medio Rural por su interés estratégico -emplazamiento remoto sin comunicaciones de datos- para ubicar un proyecto piloto.

Según explicó a Europa Press uno de los impulsores del proyecto, Xurxo Cegarra González, esta plataforma permite entre otros muchos servicios "la videovigilancia" en las bases de medios aéreos de los distritos forestales, "con un control centralizado" desde el centro de coordinación localizado en Santiago de Compostela, lo que ofrece ganar operatividad y eficiencia al dispositivo contra incendios.

Xurxo Cegarra se refirió "a la importante mejora" que introducirá esta herramienta, pues hasta el momento "la comunicación en estos lugares era limitada, bien a través de teléfonos móviles o con un sistema de emisoras que no permiten la transmisión de datos". "Esta plataforma aportará mucha calidad", reiteró.

BASE AEREA DE TOEN.

La base aérea de Toén, donde se implantó la iniciativa piloto, está formada por una caseta de madera, varias casetas móviles de obra, la pista de aterrizaje, el depósito de combustible y el de agua, con una torre de vigilancia situada a 500 metros.

La plataforma de comunicación está formada por dos radioenlaces Wimax en las bandas libres de 5,4 GHz y 2,4 GHz, respectivamente, que interconectan la base de medios aéreos de Toén con la Delegación provincial de la Xunta de Galicia en Ourense. A este equipamiento hay que añadir una cámara IP tipo PTZ protegida por una carcasa estanca, junto con los mecanismos necesarios para disponer de acceso a Internet y a la red corporativa en la base aérea.

Tras esta experiencia, Wireless Galicia considera que es posible la transferencia de estos resultados exitosos a otros sectores de la economía gallega, tales como la pesca o el turismo, pasando por actividades de teleformación o acceso rural a Internet. En este sentido, la compañía gallega llevó a cabo una segunda experiencia piloto en el Parque Natural das Illas Atlánticas, extrapolando muchas de las conclusiones realizadas para el medio rural.

La empresa cree que esta iniciativa refuerza su filosofía a la hora de orientar sus proyectos de I+D+i hacia una aplicación directa de los resultados de la investigación en la Comunidad gallega, produciéndose retroalimentación, especialmente en los sectores con mayores necesidades o de mayor calado estratégico, como medio rural, medio ambiente, naval o sanidad.