8 de julio de 2020
2 de junio de 2020

Abel Caballero pide que Gobierno y ayuntamientos gestionen el ingreso mínimo vital, sin "escalones intermedios"

Abel Caballero pide que Gobierno y ayuntamientos gestionen el ingreso mínimo vital, sin "escalones intermedios"
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, en una rueda de prensa en el salón de plenos del Ayuntamiento. - PAULA JUSTO-EUROPA PRESS

VIGO, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha apostado este martes porque sea el propio Gobierno central, "con los ayuntamientos al lado", el que gestione el ingreso mínimo vital, sin "escalones intermedios".

Así lo ha trasladado a preguntas de los medios en una rueda de prensa en la que ha proclamado que "es bueno que lo gestione quien lo paga", junto con aquellas administraciones más cercanas a los ciudadanos, que son los ayuntamientos.

Abel Caballero ha subrayado que la aprobación de ese ingreso mínimo vital "es una decisión histórica en el país", que "barre la pobreza extrema", y la ha puesto a la altura de otras decisiones de calado social adoptadas por gobiernos socialistas, y que tienen que ver con las pensiones, la sanidad pública o la dependencia.

Sin embargo, ha reconocido que le "preocupa" que, en Galicia, sea la Xunta la que gestione esa ayuda. "Me preocupa que la Xunta reclame una competencia que no es suya y que no financia, y acabará haciendo que la tramiten los ayuntamientos, que acabaremos pagando una parte del proceso", ha señalado el regidor olívico.

Según Caballero, el ingreso mínimo vital "lo tiene que gestionar el Gobierno, cualquiera que sea su color político, con los ayuntamientos al lado". "Ésa es la forma más directa, no perdamos esto en escalones intermedios por poder político. Feijóo no quiere mejor funcionamiento, quiere poder político, y a los hechos me remito: el dinero para políticas sociales por la pandemia no se repartió entre los ayuntamientos de Galicia", ha sentenciado.

A ese respecto, ha insistido en que "cualquier intermediación" en la gestión del ingreso mínimo vital "será mala para los ciudadanos que lo reciben". "Estamos ante una batalla política de algunas comunidades autonómas, que están pensando más en el poder político que en las necesidades de la gente", ha zanjado.