20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 11 de junio de 2019

    Una acusada de dirigir un negocio de alterne en Noia dice que ejercían prostitución "de manera voluntaria"

    La procesada, junto a su hija, niega forzar a la mujeres y alega que les hizo "un favor" a las chicas ayudándoles a venir desde Colombia

    A CORUÑA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Una mujer acusada de regentar junto a su hija un negocio de alterne en la localidad coruñesa de Noia ha declarado que las tres mujeres a las que "prestó dinero" para venirse desde Colombia ejercían la prostitución en su piso "de manera voluntaria".

    "Yo no traje a esas chicas para ganar dinero, yo les hice un favor", ha señalado esta mujer que, junto con su hija, se enfrenta a una petición de seis años de cárcel por, supuestamente, dirigir un negocio de alterne en Noia.

    Sin embargo, en el juicio celebrado este martes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña, madre e hija han negado tales acusaciones, alegando que las mujeres vinieron "de manera voluntaria" para ejercer la prostitución en el piso que regentaban en Noia.

    "Yo no les puse ninguna condición", ha manifestado la supuesta dueña de este negocio de alterne, que ha explicado que ella les prestó dinero a estas jóvenes porque querían venirse a España, pero "nunca les dije que tenían que ejercer la prostitución".

    "PLENA LIBERTAD"

    Ante el tribunal, esta mujer ha negado que obligase a las mujeres a ejercer la prostitución para devolver "una deuda" contraída. "Yo solo les presté dinero y les dije que me lo fuesen devolviendo cuando lo tuviesen", ha dicho esta acusada, que también niega haber tenido retenidas a las víctimas, quienes, según asegura, tenían "plena libertad" para entrar y salir de la casa.

    Además, a preguntas de la defensa, esta mujer ha explicado los motivos de la denuncia contra su hija y contra ella. "La Policía les aconsejó denunciar para conseguir los papeles", ha dicho esta acusada.

    La hija de esta primera acusada, que también se enfrenta a una pena de prisión de seis años de cárcel por los mismos hechos, ha negado que tanto su madre como ella misma ejerciesen algún control sobre las chicas.

    HECHOS

    Según el escrito del Ministerio Público, las acusadas "con la intención de obtener un beneficio patrimonial ilícito, procedían a contactar con mujeres extranjeras para que ejercieran la prostitución en la casa".

    Así, la primera procesada se ponía en contacto con las citadas mujeres en su país de origen y, "conociendo y aprovechándose de las carencias económicas que sufrían", les proponía venir a España a ejercer la prostitución.

    Para ello, esta acusada les proporcionaba una cantidad de dinero de alrededor de "1.300 euros", facilitándoles así el billete de avión, gastos de tramitación del pasaporte, gastos de estancia en hoteles en nuestro país y de transporte hasta la localidad de Noia o Santiago de Compostela dónde las esperaba la segunda acusada, su hija para llevarlas al piso dónde iban a ejercer la prostitución.

    "Esta cantidad concedida en préstamos debía de ser devuelta por las mujeres con unos intereses o cantidad adicional que oscilaba entre 500 y 700 euros", recoge el escrito de la Fiscalía.

    Entre los meses de mayo de 2016 hasta febrero de 2017, las mujeres víctimas de estos hechos ejercieron la prostitución en el piso de la acusada "en un horario de trabajo de 24 horas", pues la acusada les imponía "una completa disponibilidad durante todas las horas de todos los días de la semana".

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Galicia