29 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

Administradores de Sargadelos admiten que buscan para el IGI una gestión "diligente" y denuncian "cortinas de humo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Socios y administradores de Sargadelos aclaran, en relación a la asamblea de una de las empresas del grupo que tendrá lugar esta tarde en Santiago, precisaron hoy que buscan para la sociedad anónima Instituto Galego de Información (IGI), una gestión "diligente" y denuncian como "cortinas de humo" lo que consideran declaraciones para "no asumir responsabilidades".

En un comunicado de ocho puntos, reconocen que 327 accionistas están convocados esta tarde por orden judicial a una junta general del IGI "porque el Consejo de Administración, del que es consejero-delegado Díaz Pardo, ni se reunió ni formuló las cuentas anuales del ejercicio 2006, incumpliendo la ley".

Los socios y administradores de Sargadelos confirman que como sucede en toda junta general "hoy se someterá la gestión del Consejo de Administración", pero califican de "declaraciones exageradas" y "cortinas de humo para no asumir las responsabilidades que corresponden a un directivo" todo los surgido en relación a este asunto.

Aseguran en su comunicado que el Grupo Sargadelos, "como socio mayoritario" del IGI, pretende que esta empresa "sea gestionada diligentemente, para buscar la preservación de su patrimonio y su viabilidad". Aclaran que el IGI es una sociedad que lleva "30 años sin cumplir su objetivo fundacional, la publicación del periódico 'Galicia'", pese a que, para ello, se buscaron instalaciones y equipos en Santiago de Compostela.

Añadieron que en este tiempo la sociedad "se mantuvo tirando de los recursos generados por las empresas Cerámicas de Sargadelos y O Castro para cubrir unos costes de mantenimiento de 600.000 euros anuales de promedio". También puntualizan que los 14 empleados son "ajenos al objeto social principal" del IGI y que pueden desempeñar sus funciones en otras instalaciones.

Por último, reiteraron "su compromiso" con el legado cultural del Grupo Sargadelos. Asimismo, puntualizaron que que "no sólo han actualizado y reforzado las actividades socioculturales promovidas en las galerías y otras instituciones", sino que "jamás interrumpieron" la financiación de la labor de Edicións do Castro y del Museo Carlos Maside, ambos dirigidos por Díaz Pardo.