14 de agosto de 2020
14 de julio de 2020

Afectados por el cierre del CEIP Frey Luis de Granada, en Sarria (Lugo), ven "inviable" un curso en la Escuela Hogar

La Xunta licita por más de 1,4 millones la rehabilitación colegio, que lleva cerrado desde el mes de febrero por problemas estructurales

LUGO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La plataforma de afectados por el cierre del colegio Frey Luis de Granada, de Sarria (Lugo), han calificado de "inviable" la intención de la Xunta de dejar a parte del alumnado de este centro en --unos 200 escolares-- en la Escuela Hogar.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la plataforma, Javier Pico, explica que "una de las consideraciones que hace la consellería" para tratar la obra de urgente es "la posibilidad de riegos para los niños" sobre todo "durante los primeros meses de las obras".

En este sentido, ha recordado que la Escuela Hogar, a la que se pretende trasladar a estos niños, comprarte espacios de entrada y salida con el propio CEIP Frey Luis de Granada. Por ello, señala "no es cuestión de minimizar los riegos, si no de eliminarlos" porque "los niños no pueden tener ningún tipo de riesgo mientras se ejecutan las obras".

Para Javier Pico "los niños necesitan tener unas aulas dignas" y unos "espacios públicos donde jugar que sean adecuados", condiciones que, en su opinión, la Escuela Hogar "no cumple".

La solución para Pico es "sencilla" y pasa por trasladar "a la totalidad del alumnado a otros centros" o incluso "instalar aulas móviles". Con todo, ha señalado que, a día de hoy, no existe "ninguna comunicación oficial de la consellería de educación" de que pasará "con el realojamiento de los alumnos" para el próximo curso escolar.

OBRAS

En concreto, la Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Educación, licitó por más de 1,4 millones de euros la rehabilitación del CEIP Frey Luis de Granada de Sarria, que lleva cerrado desde el mes de febrero por problemas estructurales.

Al respecto, el departamento autonómico informa de que las actuaciones en el centro educativo se dividen en tres partes, un refuerzo estructural, una mejora en la eficiencia energética, y una tercera que contempla diferentes obras de acondicionamiento.

Las obras en el colegio sarriano comenzarán, previsiblemente, en el mes de agosto y tienen un plazo de ejecución de siete meses, lo que impediría que los alumnos volvieran a las clases, en ese centro educativo durante el próximo curso, por lo que seguirán instalados, muchos de ellos, en la Escuela Hogar.

Para leer más