18 de marzo de 2019
21 de noviembre de 2010

El alcalde de Rianxo, que nunca vio "nada igual en tierra", celebra que el tornado no causase daños personales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Rianxo (A Coruña), Pedro Piñeiro, ha celebrado este domingo que el tornado que dañó en la pasada jornada varias viviendas de su municipio y de la vecina localidad de Boiro no haya provocado daños personales y ha subrayado que, aunque "no duró ni un minuto", nunca ha visto "nada igual" en tierra.

"Y llevo 20 años aquí en política", sentenció el regidor rianxeiro, en declaraciones a Europa Press, antes de constatar la sensación de "susto" que dejó este fenómeno atmosférico en la localidad coruñesa, que se produjo sobre las 20.00 horas, cuando él se encontraba en la Alcaldía.

En este sentido, subrayó que, tras producirse, habló con algunos de los vecinos que lo vivieron más de cerca y que vieron afectados sus bienes, quienes le transmitieron que "lo vieron venir desde el mar", acompañado de "mucho viento" y un "ruido espantoso". "Uno me dijo que se echó a correr y se metió en casa", subrayó.

En la misma línea, el agente de la Policía Local que se ocupó este sábado de visitar la zona afectada por el tornado señaló a Europa Press que también estuvo hablando con los afectados y con algunos de los vecinos de más edad del pueblo, quienes coincidieron en que sí han visto "algún remolino en el mar", pero "en ningún caso" que éste pasase a tierra.

"No recordaban nada parecido", incidió el agente, quien ratificó que ahora se espera a la evaluación de los daños, pero insistió en que, aunque fue "mínimo", los vecinos lo vivieron con miedo". "Una de las personas que estuvo allí me contó cómo levantó en el aire su furgoneta y la volvió a dejar delante de él", concluyó.