1 de diciembre de 2020
21 de octubre de 2020

El alcalde de Santiago "acata" las medidas, pero ve "compleja" y que "genera contradicciones" la de convivientes

El alcalde de Santiago "acata" las medidas, pero ve "compleja" y que "genera contradicciones" la de convivientes
El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo - CAPTURA (YOUTUBE) - ARCHIVO

Pide a Xunta y Estado que palíen las consecuencias económicas y dice que el aumento de las multas ya funcionan como "disuasorias" de fiestas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, ha sostenido que "no es fácil de aplicar" la limitación de reuniones a los convivientes y ha considerado que es un tema que "a nadie se le escapa que tiene sus dificultades y genera sus contradicciones". "Pero aparte de eso, que es la que veo más compleja, al resto no le veo complejidad", ha señalado, tras asegurar que, de todas formas, no "quiere" hacer "valoraciones": "las adopta el comité clínico y lo que tenemos que hacer es acatarlas y ponerlas en vigor".

En declaraciones a los medios a unas horas de que entre en vigor el nivel 3 de restricciones para la capital de Galicia, junto a la localidad de O Milladoiro --perimetralmente ligado a Santiago aunque pertenece al ayuntamiento de Ames--, Bugallo ha manifestado que a él no le corresponde "valorar" las "decisiones del comité clínico", sino que espera que "acierte" y expresa su intención de "colaborar para que las medidas salgan adelante".

Con todo, Bugallo, que ha dicho que en el Ayuntamiento eran "conscientes" de que había que "adoptar medidas adicionales" debido a la evolución de la pandemia, ha admitido también que poner en marcha medidas como restringir la relación a los convivientes "tiene sus dificultades y genera contradicciones".

El alcalde compostelano también ha pedido esperar a conocer la publicación del decreto en el Diario Oficial de Galicia (DOG), en las próximas horas, puesto que hay cuestiones que, en este momento, él tampoco sabe responder. Así, ha puesto el ejemplo de que desconoce si tiene que cerrar los parques infantiles, como ocurrió durante el confinamiento y hasta el fin de la desescalada, o las canchas deportivas al aire libre.

En su intervención, el regidor compostelano ha recordado que si bien Santiago se mantuvo en unos contagios de 170-180, en los últimos diez días se pasó a 233 y actualmente son 360 casos, "una subida significativa que requiere y justifica que se tomen medidas".

VIGILANCIA

Preguntado por si se va a reforzar la vigilancia, Bugallo ha sostenido que el Ayuntamiento "tiene los medios que tiene" y ya ha establecido medidas para asumir las nuevas competencias. "No tenemos muchos medios para poder ampliar el servicio que prestamos", ha dicho, sobre las "nuevas funciones", que "tendrán que analizar entre hoy y mañana" para ver qué otras cuestiones adicionales hay que afrontar.

"Hay decisiones que, cuando conozcamos el texto íntegro, tendremos que evaluar con la realidad concreta, qué posibilidades reales de control y de garantizar la normativa sanitaria (tenemos)", ha enfatizado Bugallo, quien recordó que algunas de esas medidas adicionales fue la "flexibilización" de las terrazas, que fue aprobado este martes por la comisión del casco histórico.

En todo caso, a partir de este jueves los bares no podrán despachar en los interiores, por lo que esta situación puede requerir nuevas medidas. En este sentido, ha emplazado a las administraciones que adoptan las medidas de restricción, tanto Xunta como el Estado --ha mencionado--, a que a la par que toman medidas establezcan ayudas para paliar las "consecuencias" que conllevan.

En esta línea, Bugallo, que también mostró su incertidumbre acerca de cómo se podrán realizar eventos como el de la Real Filharmonía y el 35 aniversario de la declaración de Santiago como Patrimonio de la Humanidad (previstos para este fin de semana), ha defendido que el Ayuntamiento "está ayudando todo lo que puede".

"Pero sería razonable que las administraciones que dictan las resoluciones, se responsabilicen de las consecuencias económicas. Efectivamente deben de ser la Xunta y el Estado que, si toman decisiones así, de alguna manera son las que tienen que tomar medidas para compensar la situación", ha reflexionado, poniendo el ejemplo de lo que ocurre si se paraliza la actividad marisquera en un determinado punto.

FIESTAS EN PISOS

Por otro lado, ha asegurado que las sanciones anunciadas por el Ayuntamiento de Santiago por fiestas en pisos y que "se están aplicando en este momento" ya "empiezan a ser disuasorias".

Así, al ser preguntado por la posibilidad de que se cobre una entrada de cinco euros, ha recordado que para compensar una multa de 750 euros tendría que haber 150 personas en un piso. "Las sanciones empiezan a ser disuasorias", ha sentenciado.

Para leer más