18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    El alcalde de Santiago actuará por tercera vez como delegado regio en la Ofrenda Nacional al Apóstol el 25 de julio

    El Rey visitó Santiago por última vez en el Año Santo 2004, cuando pidió al Santo Patrón por todos los españoles

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, actuará este año por tercera vez como delegado regio en los actos de la tradicional Ofrenda Nacional al Apóstol, que tendrán lugar el próximo 25 de julio en la Catedral compostelana, por designación de S.M. El Rey Don Juan Carlos I.

    En los últimos años, desde 1999, S.M. El Rey realizó la Ofrenda en dos ocasiones, 1999 y en 2004, ambos Años Santos compostelanos o Xacobeos; el ex presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, fue delegado regio en el año 2000; el alcalde de Santiago, en los años 2001 y 2005; y la Infanta Cristina representó a su padre en este acto en 2002.

    No obstante, en la tercera ocasión en la que oficiará de Delegado Regio en la Ofrenda al Apóstol Santiago, el regidor compostelano se mostró "agradecido y honrado" por la muestra de confianza por parte de S.M. El Rey tras haber recibido la pertinente comunicación de la Casa Real.

    Otra de las personalidades que desempeñó este cargo recientemente fue el ex presidente del Parlamento, José María García Leira, en el año 2003; en 2006, el oferente real fue el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; y la última en renovar, en nombre del Rey Don Juan Carlos, la ofrenda de España al Apóstol Santiago fue la presidenta de la Cámara gallega, Dolores Villarino.

    La Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago es una ceremonia que fue instituida en 1643 por Felipe IV y a lo largo de los años se mantuvo la tradición de que reyes, jefes de Estado o personalidades con las más altas responsabilidades invocaran al Patrón de las Españas los beneficios divinos para las tareas humanas.

    ÚLTIMA VISITA REAL

    En 2004, coincidiendo con la celebración del Año Santo Compostelano, fue la última vez que los Reyes de España estuvieron el 25 de julio en la capital gallega para realizar, en la Catedral, la Ofrenda Nacional al Apóstol.

    En esa ocasión, fue el propio Rey quien pidió al Santo por todos los españoles y su invocación fue respondida por el arzobispo compostelano, Julián Barrio.

    CEREMONIA

    La ceremonia de la Ofrenda Nacional dará comienzo el próximo viernes a las 10.30 de la mañana, el horario "tradicional" de esta celebración "siempre que no vienen personalidades de fuera de Galicia", cuando la misa se retrasa hasta las 12.30, según informó a Europa Press el portavoz del Cabildo catedralicio, José Fernández Lago.

    De todos modos, antes de la entrada al templo comienza la procesión del Patronato, que desde hace 12 años se realiza por la mañana "para no interferir con los actos de la tarde".

    Parte de la Praza das Praterías para llegar a O Obradoiro, donde el arzobispo saluda al oferente y, tras este protocolo, la comitiva entra en el templo para asistir a una misa que termina con la invocación al Santo Patrón por parte del oferente, que es respondida por el arzobispo, quien realiza a posteriori la homilía con la que se pone final a la celebración.

    OTRAS OFRENDAS AL APÓSTOL

    El regidor compostelano también actuó tres veces (2000, 2002 y 2007) como delegado regio en la tradicional Misa Solemne de la Ofrenda Nacional de Traslación de los Restos del Apóstol, que tiene lugar cada año el 30 de diciembre en la sede catedralicia santiaguesa.

    Esta ceremonia de la Traslación se celebra en recuerdo del legendario traslado de los restos del Apóstol Santiago desde el puerto de Jaffa (Jerusalén) hasta las costas gallegas, donde fueron desembarcados en el muelle de Iria Flavia (Padrón).

    Durante su última Ofrenda, Bugallo invocó la protección del patrón de España para lograr que la "dura lacra" del terrorismo alcance el "final de su camino lo más pronto posible". Tampoco olvidó el primer edil a las víctimas de los accidentes de tráfico y la violencia de género y alertó sobre el cambio climático.