22 de octubre de 2020
12 de enero de 2020

Alfonso Rueda recuerda el bipartito en la Xunta y aventura que la coalición Sánchez-Iglesias serán "dos gobiernos"

Alfonso Rueda recuerda el bipartito en la Xunta y aventura que la coalición Sánchez-Iglesias serán "dos gobiernos"
Alfonso Rueda en la Radio Galega - RADIO GALEGA - ARCHIVO

Ofrece "colaboración" a Yolanda Díaz, pero dice que sus "formas de hacer política no aventuran que vaya a ser buena ministra" de Trabajo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha expresado que su "sensación" con la coalición entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es que son "dos gobiernos, como todo parecía aventurar", y seguidamente ha recordado que Galicia "ya vio" un bipartito entre 2005 y 2009, con PSOE y BNG.

En una entrevista concedida este domingo a la Radio Galega, recogida por Europa Press, el también presidente del PP de Pontevedra provincia ha criticado las "prisas" de Sánchez al convocar el pleno de investidura en medio de las fiestas de Reyes y que de repente hiciese "un parón" de una semana para celebrar su primer Consejo de Ministros.

Además, Rueda ha recordado que "lo primero que trascendió fue una evidente tensión interna" entre Unidas Podemos y PSOE, ya que Pablo Iglesias "se dedicó a nombrar él directamente a varios miembros del Gobierno con el consiguiente cabreo del presidente".

"Esa especie de 'Juego de Tronos' de estos días en el que se nombran hasta cuatro vicepresidentes y luego resulta que el vicepresidente Iglesias no sabia que iba a haber el cuarto nombramiento... Y todo esto los primeros días, por lo tanto la sensación es que de Gobierno de coalición, nada", ha afeado el número dos de la Xunta.

Preguntado sobre la designación de la gallega Yolanda Díaz, de Esquerda Unida (EU) como ministra de Trabajo, Alfonso Rueda ha aludido a que "sus antecedentes y formas de hacer política no aventuran que vaya a ser buena ministra".

No obstante estas palabras, ha apostado por "darle un margen de confianza" y le ha extendido toda la "colaboración" del Gobierno gallego. Eso sí, ha valorado que la carterá de Trabajo está "descafeinada" al no tener competencias en Seguridad Social.

"COLOCAR A LOS SUYOS"

Alfonso Rueda, en la entrevista a la Radio Galega, ha reconocido que la veintena de ministerios le parece una cifra "excesiva" y ha considerado que todo ello evidencia que la "intención" de Sánchez e Iglesias es "colocar a los suyos".

No en vano, el presidente de los populates de Pontevedra ha dicho que ve al presidente del Gobierno "hipotecado" con sus "socios" nacionalistas e independentistas, a los que ha afeado su "chulería" casi "exigente, incluso chantajista", durante el pleno de investidura.

Para Rueda, esta previsible dependencia del Ejecutivo de coalición "lleva a una quiebra del orden constitucional" y del "sistema de autonomías", lo que "va a ser muy malo" para Galicia.

VE "OPTIMISTA" A FEIJÓO

Sobre cómo afectará la política estatal al año electoral gallego, Rueda ha insistido en que los comicios tocan después del verano. "Ese es ahora el planteamiento que tenemos", ha recalcado, como lo hacen otros dirigentes del PPdeG.

Así, ha dicho que ve "optimista" al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al respecto de su gestión, pero no ha querido desvelar si optará a la reelección porque "al final es una decisión personal" que --ha apostillado-- "todos entenderán".

Con las autonómicas en un horizonte cada vez más próximo, Rueda ha recordado que los que decidirán serán "los gallegos". Por ello, ha apelado a que "la primera cosa" que hay que observar es "cómo se comportan esas fuerzas que apoyan ese Gobierno en Madrid" y cómo este "se comporta con Galicia", al tiempo que ha reivindicado la "estabilidad" que vive la Comunidad tras tres mayorías absolutas del PP consecutivas.

TRANSICIÓN ECOLÓGICA

En otro orden de cosas, el número dos de la Xunta ha criticado que la hasta ahora ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, vaya a ocupar una de las vicepresidencias cuando ya "demostró" que Galicia "le importa bien poco".

En este sentido, Rueda ha explicado que "puso en cuestión y en peligro" la industria gallega, tras el ya anunciado cierre de las centrales térmicas de As Pontes y Meirama, con una transición energética que "se está planteando como un procedimiento político de ser los primeros de la clase sin tener en cuenta las consecuencias". "Nadie niega la necesidad de una transición energética abandonando paulatinamente fuentes de energía como el carbón", ha apostillado.

Además de esto, ha situado la deuda de 370 millones de euros --en un principio eran 700-- que todavía reclama la Xunta al Estado como otra de las "prioridades" del nuevo Gobierno de PSOE y Unidas Podemos. Y es que, ha incidido, son fondos que "están reteniendo y no tienen intención de devolver".

Tras tachar de "vergonzoso" que el acuerdo entre el PSOE y el BNG para la investidura no mencione estas partidas, Rueda ha reiterado que "por supuesto" la Xunta valora acudir a la justicia para reclamar esta cantidad.

Sin embargo, y a pesar de afirmar que los tribunales les "van a dar la razón", es una vía que todavía no han emprendido por "los tiempos de la justicia": "El dinero lo necesitamos ya". Seguidamente, ha advertido que esta situación provocó que la Comunidad "incurriese en déficit por primera vez en diez años".

AP-9 Y AVE

En otro orden de cosas, el número dos del Ejecutivo autonómico ha afeado que ni el PSOE ni el BNG explican "quién va a pagar" la rebaja del peaje de la AP-9 reflejada en el acuerdo de investidura.

Preguntado sobre si cree que en esta legislatura se materializará esa transferencia de titularidad a Galicia, Rueda ha respondido que "igual ya tenía que estar traspasada". "Ahora, decir que el traspaso supone que, por arte de birlibirloque, se deje de pagar peajes, eso es un poco engañar a la gente", ha afeado.

Sobre la llegada del AVE a la Comunidad, se ha mostrado poco esperanzado y cree que entreará el 2021 "sin que esté funcionando". En este sentido, Rueda ha recordado que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, "dijo que se reafirmaba y mantenía" en los plazos del Gobierno de Rajoy. "Pero acabó el 2019 y el AVE no está en pruebas. Empieza el 2020 y ni siquiera nos dicen cuándo va a estar en pruebas", ha añadido.