25 de abril de 2019
20 de julio de 2008

AMPL.- Rajoy ofrece "ayuda" en la crisis ante un Zapatero que "no gobernó" en cien días y unos ministros "comentaristas"

Propondrá cinco pactos de Estado el miércoles sobre terrorismo, modelo territorial, política exterior, pensiones y justicia

SANXENXO (PONTEVEDRA), 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, acusó hoy al jefe del Ejecutivo estatal, José Luis Rodríguez Zapatero, de "no gobernar ni tomar decisiones" en los primeros cien días de gobierno y calificó a los ministros de "comentaristas" ante la falta de "gestión". Con todo, ofreció su "ayuda" para superar la crisis, puesto que el PP, a su juicio, "es experto" en esta materia y propondrá cinco "pactos de Estado" al presidente del Gobierno en terrorismo, modelo de Estado, pensiones, justicia, política exterior.

"Queremos ayudarle a solucionar, si no quiere es su responsabilidad, pero nosotros seguiremos aportando soluciones", proclamó el líder de los populares. "Durante estos cuatro años hemos hecho oposición, que es lo que nos correspondía, pero esta legislatura queremos que sean las de los pactos de Estado" y "atender a lo que realmente importa", que en su opinión son "las familias y las pequeñas y medianas empresas", a las que se les debe "dar confianza".

En todo caso, advirtió al presidente del Gobierno que "serán duros" en la oposición puesto que se "lo merece", y le acusó de haber vivido en el "tancredismo" durante los cuatro años, en los que han "convivido" con "la inercia y de la herencia, de la buena inercia y de la buena herencia", remató.

En su intervención en la clausura de la Escuela de Verano, que organizó el PP este fin de semana en la localidad pontevedresa de Sanxenxo, Rajoy criticó la convocatoria de consulta porque "hace daño a los españoles y a los vascos". El presidente del PP avisó de que el jefe del Ejecutivo vasco, Juan José Ibarretxe, inició una "huida hacia adelante que hace daño a los españoles" y se ha convertido en un "gobernante contra la ley".

En este sentido, recordó que los populares apoyaron el recurso presentado por Zapatero y presentaron uno propio porque "Ibarretxe ha iniciado una huida hacia adelante". "Ahí tendrá nuestro apoyo", afirmó Rajoy en referencia a si el Gobierno continúa esta línea.

PACTOS DE ESTADO

Al hilo de esta cuestión, el dirigente popular anunció que en la reunión con el presidente del Ejecutivo estatal, que tendrá lugar el próximo miércoles, dará a conocer a José Luis Rodríguez Zapatero una propuesta para "evitar que ocurran situaciones como la que pasa con De Juana Chaos". "Haremos una propuesta y espero que el Gobierno la apoye", aseveró.

Según reiteró, la posición de los populares es de "pactos de Estado y con el Gobierno de España", por lo que confirmó que le dirá a Zapatero que "el PP quiere uno en materia de terrorismo, en el que se especifique que no se negocia con los terroristas y en el que se modifiquen leyes".

Estas reformas legislativas pasan, según fijó Rajoy, por que se "obligue a retirar cualquier rótulo o insignia de ensalce a los terroristas". En este sentido, recordó que el grupo parlamentario registró una iniciativa en las Cortes Generales que espera que "el Gobierno vote".

OTRAS PROPUESTAS

Por otra parte, el presidente de los populares reveló otras de las propuestas que realizará al jefe del Ejecutivo estatal y concretó que una de las materias de las que se "hablará" constituye la política exterior del Gobierno.

A su juicio, el presidente del Gobierno francés, Nicolas Sarkozy, "se ha merendado" a España con el Unión del Mediterráneo, una iniciativa que "ya había" con el Pacto de Barcelona, pero que ahora lidera el dirigente galo debido a la "falta de toma de decisiones" y ausencia de "liderazgo" de Zapatero.

En materia de política exterior, también criticó el "déficit" que contrajo España, lo que la hace más "débil" para afrontar la crisis económica y puesto que contribuye "a aumentar o disminuir la deuda". Del mismo modo, Rajoy incidió en que el PP "quiere ayudar" y que por ello, propondrá pactos en materia de pensiones, para "consolidarlas y mejorarlas", en modelo de estado y en justicia. "También hablaremos de justicia", reiteró.

ENGAÑAR

En todo momento, el líder del PP insistió que "no se puede engañar" a los españoles y criticó que el "Gobierno no gobernase" y que "los ministros sean comentaristas".

"Queremos ayudarle a solucionar, si no quiere es su responsabilidad, pero nosotros seguiremos aportando soluciones", proclamó el líder de los populares. "Durante estos cuatro años hemos hecho oposición, que es lo que nos correspondía, pero esta legislatura queremos que sean las de los pactos de Estado", dijo, al tiempo que abogó por "atender a lo que realmente importa" que, en su opinión, son "las familias y las pequeñas y medianas empresas", a las que se les debe "dar confianza".

En todo caso, advirtió al presidente del Gobierno que "serán duros" en la oposición puesto que se "lo merece", y le acusó de haber vivido en el "tancredismo" durante los cuatro años, en los que han vivido de "la inercia y de la herencia, de la buena inercia y de la buena herencia", remató.

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Durante su discurso, Mariano Rajoy habló de la financiación autonómica, que se inicia con una coyuntura en la que "hay menos dinero", advirtió. Así, reprochó que, en base a "una decisión" que tomó el Gobierno con el Estatut catalán, ahora "tiene que negociar la financiación" para todas las comunidades.

"Me opongo a cualquier subida de impuestos" para poder llevar a cabo la financiación autonómica, manifestó y precisó que, sobre todo, "en un momento como en el que está" España, que "necesita bajarlos".

Sobre los impuestos, aseguró sentirse "preocupado" por "un documento que circula" en el que se "plantean cuatro nuevos impuestos, en materia de medio ambiente, urbanismo, turismo y actividades económicas". Este texto se refiere a la propuesta del presidente del Gobierno andaluz, Manuel Chaves, que envió documento al popular Javier Arenas en el que se recoge esta medida.

CONCLUSIONES DE LA ESCUELA

Mariano Rajoy también hizo mención a las conclusiones de la Escuela de Verano, que impulsó con el apoyo de FAES, y que según reconoció, se corresponden con las "soluciones" que ya se han ido aportando a lo largo de las "últimas 72 hora" en este foro de trabajo.

Así, incidió de nuevo en la necesidad de "austeridad" en el gasto público, en reforma laboral consensuada con los agentes sociales, así como en la especial atención a las familias y a las pequeñas y medianas empresas bajando los impuestos.

Aseguró ser "optimista", pero abundó en que "hay que decir la verdad" y "tomar medidas", ya que "no basta con parches" y España "necesita un plan de choque". "De la crisis se sale, pero no sólo, se sale acompañado y tomando medidas", puso de manifiesto.

Además de las referidas iniciativas, que previamente presentó la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, Rajoy abogó por "reformar los organismos reguladores, para que sean más independientes" y por "reformas estructurales". "En tres palabras: hay que gobernar", concluyó.