4 de abril de 2020
23 de enero de 2019

Anova aplaza hasta después de las municipales la decisión sobre su futuro en En Marea, que será debatida en asamblea

Antón Sánchez llama a "centrarse" en la "primavera municipalista de 2019" y Beiras evita pronunciarse sobre Villares

Anova aplaza hasta después de las municipales la decisión sobre su futuro en En Marea, que será debatida en asamblea
EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Anova decidirá después de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo su futuro en el espacio político de En Marea, el partido instrumental del que ya se han desmarcado Podemos Galicia y Esquerda Unida. La decisión, según ha expuesto su portavoz nacional, Antón Sánchez, será debatida por la militancia en la IV Asemblea Nacional de Anova, que se aplaza hasta después de mayo con el objetivo de no influir en la cita con las urnas que supondrá "un punto de inflexión".

Así lo ha explicado Antón Sánchez durante una rueda de prensa celebrada en Santiago en la que ha reaparecido, tras meses de silencio, el histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras, quien ha evitado pronunciarse sobre el portavoz de En Marea, Luís Villares, y lo acontecido en los últimos tiempos en el espacio político de la denominada 'unidad popular', que atraviesa una profunda crisis interna.

"Si contestase a esas preguntas estaría infectando la opinión de los militantes y no quiero hacerlo", ha indicado Beiras cuando ha sido cuestionado sobre Villares y la situación del partido instrumental. Así las cosas, será la militancia de Anova quien decida sobre los pasos a seguir de la formación en el partido instrumental.

Lo harán en la IV Asemblea Nacional que, como ha indicado Antón Sánchez, debería celebrarse el próximo mes de marzo, pero que será pospuesta hasta que concluyan las elecciones locales, en las que Anova se centrará en apoyar las candidaturas municipalistas.

"La decisión de los pasos a dar por Anova tiene que decidirse después de un debate de la militancia que culminará en la IV Asemblea Nacional. Ahí es donde Anova decidirá su nuevo rumbo para esta nueva etapa", ha remarcado Sánchez.

Y es que, tras las polémicas primarias celebradas en En Marea, Podemos y EU --socios de Anova en la candidatura crítica 'Entre Todas', derrotada por la lista de Villares-- han marcado distancia con el partido instrumental. De hecho, el partido morado que lidera en Galicia el diputado Antón Gómez-Reino se ofrecía a iniciar un diálogo fuera de En Marea y sin contar con Villares y sus afines de cara a reconfigurar el proyecto político.

"No creemos que haya que revisar la apuesta por la ruptura ni la apuesta por la unidad. Pero sí requerirá tomar decisiones. Y para decidir cómo queremos plasmar esa apuesta, vamos a darle voz a la militancia para que decida", ha subrayado Sánchez.

"PASAR PÁGINA"

No obstante, Anova pretende "pasar página" sobre "debates de cuestiones internas" y centrarse en las elecciones locales "que son muy importantes" para Galicia y en las que la izquierda rupturista, según Sánchez, "se juega el espacio del mestizaje".

Para el viceportavoz parlamentario de En Marea, la cita del 26 de mayo marcará "un punto de inflexión" como lo hizo, según Antón Sánchez, la primavera del 2015, en la que Anova "participó individualmente en fórmulas exitosas" que lograron hacerse con las Alcaldías de lugares como Santiago, A Coruña o Ferrol, entre otros.

Respecto a la posibilidad de que existan ayuntamientos en los que concurran varias candidaturas del espectro de la llamada 'unidad popular', el diputado de En Marea ha remarcado que Anova apuesta por que las candidaturas "sean lo más amplias posibles" y que "siempre" hicieron "todo lo posible por sumar"; aunque reconoce que "cada ayuntamiento" tiene su propia "casuística".

BEIRAS ROMPE SU SILENCIO

"Cómo se puede decir que hay unidad popular si se rompe la unidad popular", ha espetado, a renglón seguido, Xosé Manuel Beiras, quien ya se mostró muy crítico con la dirección de En Marea el pasado mes de junio cuando miembros de la coordinadora respaldaron la creación de Marea de Ferrol, candidatura formada por exmiembros de Ferrol en Común, que gobierna la ciudad departamental desde 2015.

Beiras, que guardó silencio durante la campaña de las primarias de En Marea y pidió que no se emplease su figura por ninguna de las dos candidaturas en liza, ha reivindicado el papel de Anova en la construcción del proyecto de la unidad popular, un camino iniciado en 2012.

"Anova abrió el camino que condujo tanto a las mareas municipalistas, como a la constitución de En Marea como alternativa en las Cortes a través del documento de Mazarelos, suscrito por Anova, EU y Podemos de Galicia como base para presentarse en diciembre de 2015 a las generales", ha apuntado Beiras, quien ha recordado que dicha coalición recibió "un cheque en blanco de la ciudadanía".

Así, Beiras defiende que su partido "nunca actuó por intereses partidistas, sino por valores" y sostiene que "la prueba" de ello son "la cuotas" del partido nacionalista en "las listas de las municipales" o en el Grupo Parlamentario, en el que Anova cuenta con dos representantes: Antón Sánchez y Davide Rodríguez, este último alineado con Villares.

"Menos palabras y más realidades", ha incidido, para luego poner el foco en que Anova "nunca practicó lo de primero yo y después los demás". "La configuración del grupo (en el Parlamento) pone en evidencia que Anova, que tenía una gran autoridad moral en el país, no tenía tantos miembros como hicieron otros con el 'haber cuánto saco'", ha zanjado.

Para leer más