24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 21 de enero de 2014

    Anova propone que la UE reconozca procesos de secesión como el catalán

    Advierte de que estos comicios son "un ensayo" del sujeto político gallego para futuros "acontecimientos de ruptura del régimen"

    Anova propone que la UE reconozca procesos de secesión como el catalán
    EUROPA PRESS

       SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

       La militancia de Anova tiene una semana, hasta el próximo día 28, para presentar enmiendas al borrador de programa de las próximas europeas, cita electoral para la que todavía tiene pendiente decidir el modelo de coalición elegido y si mantiene sus alianzas con Esquerda Unida y los demás socios de Alternativa Galega de Esquerda, coalición que irrumpió en el Parlamento gallego con nueve diputados en las autonómicas de 2012.

       En el texto refrendado el pasado sábado por la Coordinadora Nacional de Anova-Irmandade Nacionalista, y recogido por Europa Press, la formación liderada por Xosé Manuel Beiras propone que la Unión Europea "reconozca el derecho de los pueblos a decidir" y "modifique los tratados" precisos para "permitir los procesos de secesión como los iniciados en Escocia y en Cataluña".

       Anova, organización nacionalista con un año y medio de vida y en la que también están integrados sectores independentistas, incluye en sus líneas programáticas básicas la "defensa de la soberanía nacional gallega, entendida como el ejercicio del poder por la ciudadanía, en las últimas vertientes: política económica, alimentaria, energética, cultural e informativa".

       Asimismo, señala la necesidad de defender los sectores productivos; redefinir el modelo productivo basado en la promoción del mercado interno; fomentar la agricultura ecológica y de la producción de bienes y servicios de proximidad; políticas que apuesten por la recuperación de los ecosistemas agrarios; políticas de promoción y equidad económica, fiscal y social; reconocimiento de la propiedad comunal; y defensa y promoción de las culturas minorizadas en consonancia con la visión de "una Europa de los pueblos y de las lenguas y no de los estados".

    CONFERENCIA EL 2 DE FEBRERO

       Las líneas programáticas, para las que se pueden presentar enmiendas hasta martes día 28, serán recopiladas en la Conferencia Nacional en Santiago que tendrá lugar el 2 de febrero, jornada en la que la militancia se encargará de elaborar y decidir el programa de Anova para las elecciones europeas.

       Pese a que ha surgido un sector crítico con la dirección de Anova por el proceso y el cual quiere afianzar la marca AGE, la coordinadora aprobó sin votos en contra el borrador de las tesis el pasado sábado y la dirección de esta formación destaca la "unanimidad" en todo este proceso al respecto de los acuerdos de la primera Asamblea Nacional.

       "Estamos haciendo un debate aplicando un acuerdo asambleario unánime y de consenso en la política de alianzas para las elecciones europeas tal y como fue definido en la primera asamblea nacional y que fue concretado y hecho público en septiembre", destaca Anova, en referencia al texto aprobado en ese cónclave en el que se dejan abiertas las posibilidades de pacto.

       Esta formación ha explicado, en un comunicado, que su llamamiento "parte de la nación gallega y para coordinarse con otros procesos de las otras naciones del Estado" y es "de vital importancia para ejercer la soberanía gallega".

       De esta manera, entiende que "todas las fuerzas que participen tienen que partir de la autoorganización efectiva del pueblo gallego y practicarla" para la creación de un "sujeto político que participe en futuros acontecimientos de ruptura del régimen, para que Galicia no quede descolgada y del que las europeas serían un ensayo".

       Paralelamente, sus principales socios en Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Esquerda Unida, continúan con su proceso interno y han ofrecido a Anova la confluencia en las elecciones, para lo que también han mostrado su disposición a pactar los dos nombres que la federación gallega aportará a la candidatura estatal (las elecciones son de circunscripción única española) que impulsa Izquierda Unida.

    BANCA PÚBLICA GALLEGA

       Otras propuestas de Anova incluidas en el documento, recogido por Europa Press, son reclamar una banca pública gallega y la "refundación de las cajas de ahorro según su naturaleza original", junto con un nuevo estatuto de la banca, la creación de una agencia pública de calificación y la auditoría de la deuda pública con el compromiso de "no aportar dinero público para 'salvar' entidades bancarias y exigencia de responsabilidades penales a los gestores".

       En este ámbito, la formación nacionalista también reclama un nuevo estatuto de la banca que separe la comercial de la de inversiones, con la prohibición de prácticas y productos financieros especulativos; y pide el control público de los recursos naturales, bienes y servicios estratégicos.

       Las líneas estratégicas también incluyen la democratización de la empresa, un marco de relaciones laborales común para toda la ciudadanía que potencie la negociación colectiva y la defensa "innegociable" de los servicios sociales públicos. Asimismo, aboga por la convergencia salarial, la implantación de una renta social básica y la erradicación de desigualdades entre hombres y mujeres.

       Anova quiere, asimismo, códigos de responsabilidad empresarial, el combate de medidas de organismos no democráticos como los institutos financieros internacionales y solidaridad con todos los pueblos del mundo, "rematando con la participación europea en el expolio de sus recursos". En este sentido, también defienden "rematar con las vergüenzas de actuaciones asesinas como las ocurridas en Lampedusa".

    ABORTO Y MEDIO AMBIENTE

       Por otro lado, Anova quiere que Europa defienda el derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo y la existencia del aborto "libre, público y gratuito", con la "eliminación de la objeción de conciencia en la sanidad pública".

       Además, pide garantizar los derechos de la comunidad gay, lesbiana y transexual y medidas para regularizar la situación de las personas migrantes y para garantizar la plena igualdad de derechos con el resto de la población.

       En el documento también se hace una apuesta por el "equilibrio ecológico planetario", para lo que apuntan la necesidad de políticas dirigidas al control del cambio climático, la lucha contra los transgénicos, las líneas de financiación de la red Natura o actuaciones que eviten que los países del sur de Europa sean "vertederos" de materiales sin reciclar.