2 de marzo de 2021
14 de marzo de 2008

La Asociación del Pueblo Gitano asegura que los gitanos se van de Monteporreiro porque la Xunta prometió realojarlos

PONTEVEDRA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación del Pueblo Gitano aseguró que existe un compromiso de la Xunta para que en las próximas horas las familias gitanas de O Vao abandonen la urbanización pontevedresa de Monteporreiro a cambio de que se les ofrezca una alternativa en otra ubicación.

No obstante, Vicepresidencia de la Xunta afirmó en un comunicado que las familias habían tomado la decisión ante el "clima" de la urbanización de Monteporreiro, mientras que el presidente de esta asociación, Sinaí Giménez, incidió en que existe un compromiso "al más alto nivel" con la Xunta.

Sinaí Giménez, que insistió en que existe ese compromiso, apuntó que, en base a él, "las familias gitanas abandonan Monteporrreiro sin posibilidad de retorno y vuelven a O Vao a casas de familiares y amigos por tiempo indefinido, hasta que dispongan de otras viviendas".

Sinaí Giménez añadió que "la Xunta se comprometió a poner todos los medios necesarios para conseguir esas viviendas", que también van a buscar desde la Asociación del Pueblo Gitano.

"ESCEPTICISMO".

Los vecinos de Monteporreiro, que desde el primer momento se negaron a acoger a las familias de O Vao, recibieron la noticia con "mucho escepticismo" mientras realizaban una nueva movilización con motivo del pleno que celebró la Corporación Municipal de Pontevedra.

"Todo el mundo nos ha engañado tanto y tantas veces en esta cuestión que ya no nos creemos nada, hasta que comprobemos con hechos que estas familias fueron definitivamente realojadas en otro lugar y en pisos dignos", señaló el portavoz de los vecinos, José Manuel Dopazo.

RECURSO.

Por su parte, el pleno municipal ratificó por unanimidad --BNG, PSdeG y PP-- la presentación de un recurso contra los acuerdos adoptados por el Ayuntamiento de Poio, por los que se compraron en Monteporreiro los pisos que se pusieron a disposición de las familias gitanas de O Vao y generaron la polémica.

El gobierno local, formado por BNG y PSOE, reiteró que estas decisiones se adoptaron a sus espaldas, por lo que "se sienten tan engañados como los vecinos de Monteporreiro".

Este argumento fue también utilizado por el concejal del PP Jacobo Moreira, quien responsabilizó también al gobierno coaligado, a Vicepresidencia y a la Consellería da Vivenda.

El portavoz municipal del PP, Telmo Martín, reprochó a la portavoz socialista, Teresa Casal, que "estuvo más preocupada por cobrar su salario que por resolver esta cuestión", a lo que ella replicó con el calificativo de "carroñero político" porque considera que Martín "trató de rentabilizar políticamente este conflicto".