17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    Ritz Carlton traslada su apuesta por Barreras a las auxiliares, que ven "bloqueo" de los "accionistas españoles"

    VIGO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Ritz Carlton "quiere ser parte activa de la solución" a la crisis del astillero Hijos de J.Barreras, según ha trasladado a las empresas auxiliares acreedoras, con las que se ha reunido este jueves, y que han vuelto a censurar el intento de "bloqueo" del cambio de propiedad por parte de los "accionistas españoles".

    Tras ese encuentro, que han calificado como "muy satisfactorio y productivo", la patronal del metal (Asime) y la plataforma de auxiliares acreedoras han constatado la apuesta del armador por salvar el astillero. "Es un gran cliente y debemos conseguir que salga satisfecho de Galicia", han incidido.

    Por ello, han urgido "un nuevo organigrama" en el astillero, cuyo principal accionistas sigue siendo PMI (filial de la petrolera mexicana PEMEX) con un 51 % de los títulos, mientras que las empresas de José García Costas y el grupo Albacora se reparten por igual el 49 % restante.

    A ese respecto, las auxiliares, tras reunirse con Ritz Cartlon, han señalado directamente a los "accionistas españoles" como responsables de "bloquear el traspaso de sus acciones y la búsqueda de solución definitiva", una posición que estas acreedoras "no pueden permitir".

    "Estamos comprometidos absolutamente con Ritz Carlton en la finalización de los barcos. La mayoría de los agentes implicados en esta situación tenemos el mismo diagnóstico", han señalado fuentes de Asime, que han advertido: "Si no se facilita la solución por parte de los accionistas españoles, exigiremos responsabilidades legales".

    Según han reiterado, "es inadmisible llevar a la industria auxiliar a una situación dramática por proteger intereses particulares". "No lo permitiremos por parte de la industria auxiliar", han zanjado.

    La plataforma de auxiliares acreedoras de Barreras reúne a 32 firmas a las que el astillero debe, en total, más de 20 millones de euros. En esta crisis, en la que "están en juego mil empleos", hay empresas a las que se adeudan más de 2 millones de euros.