24 de mayo de 2019
4 de junio de 2014

Currás y su número dos se reparten las áreas de los nueve dimitidos

Currás y su número dos se reparten las áreas de los nueve dimitidos
EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santiago, Angel Currás, y la primera teniente de alcalde, Reyes Leis, se han repartido todas las competencias de los nueve concejales que dimitieron para poder "garantizar la tramitación ordinaria" de expedientes en el Ayuntamiento compostelano, a la espera de poder recomponer, antes de que finalice esta semana, el Gobierno municipal del PP, en el que, de 13 concejales, sólo quedan cuatro.

   El regidor ha firmado este miércoles un decreto por el cual recupera las competencias de Seguridad y Movilidad, que ejercía Luis García Bello; Hacienda, que llevaba Cecilia Sierra; y de Régimen Interior y Personal, de las cuales se encargaba Amelia González. De las atribuciones de los otros seis ediles que dimitieron se encargará Reyes Leis, quien también es responsable del Área de Economía y de Empleo, Comercio, Turismo y Mercados.

   En otro decreto de alcaldía, Currás nombra miembros de la Junta de Gobierno a los concejales Luis Meijide Rodríguez y José María Rosende Rico. Estos dos ediles entraron en la corporación a medida que la lista fue corriendo, pero no tienen dedicación exclusiva ni competencias delegadas. Por su parte, Reyes Leis será la secretaria de la Junta de Gobierno local.

   A continuación, en una improvisada comparecencia ante los medios, el alcalde ha apuntado que prosigue con sus "gestiones" para conformar un nuevo grupo de gobierno y, aunque ha declinado "dar plazos", ha dado por hecho que "el viernes estará cerrado". "Esta semana va a estar cerrado con toda seguridad", ha recalcado, desde el convencimiento de que "un gobierno tiene que empezar a funcionar cuanto antes".

"PERFIL TÉCNICO"

   En el marco de esa confección del Gobierno, el primer edil compostelano ya ha iniciado contactos con personas que no formaban parte de la lista con la que el PP concurrió a las elecciones municipales de 2011, toda vez que quienes ocupaban los últimos puestos tienen actualmente ocupaciones que le impedirían asumir responsabilidades municipales.

   "Estoy a la espera de que me confirmen su disponibilidad", ha dicho de algunos miembros de la candidatura, consciente de que "hay circunstancias que impiden o dificultan" su incorporación al Pazo de Raxoi, como la imposibilidad de "abandonar su puesto de trabajo".

   Además, ha señalado que "en este momento, en modo alguno está avanzada" la posibilidad de que la diputada en el Congreso Marta González y el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, que cierran la lista popular, entren en su gobierno.

   Sea como sea, lo que ha señalado el regidor local es que pretende incluir personas que tengan, "dentro del perfil político, un perfil técnico" y que cuenten con "conocimiento" de los asuntos que se les encomienden. "Aunque es cierto que no siempre es posible, espero tener esa posibilidad en las áreas principales", ha puntualizado.

"CONTRASTAR" CON EL PP

   De todos modos, no ha querido avanzar ningún nombre hasta que "no esté todo cerrado" y mientras no "lo contraste" con la dirección del PP. "A mí me gusta siempre contrastar algunas decisiones, como es normal, con el partido", ha aseverado, aunque ha negado que su formación deba supervisar el nuevo Gobierno local de Santiago.

   Preguntado al respecto, además, ha admitido que este miércoles tendrá ocasión de mantener "algún contacto" personal con su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, de vuelta de su viaje oficial a Japón. "Aunque está informado puntualmente de todo", ha apostillado Ángel Currás.

"GOBERNABILIDAD GARANTIZADA"

   A renglón seguido, ha enfatizado que pese a la marcha de nueve ediles --siete de ellos, inhabilitados por prevaricación-- "la gobernabilidad" de la capital gallega está "garantizada", como "prueba" el hecho, a su juicio, de que se haya aprobado renovar el pavimento de la Plaza de Galicia y acometer otras obras para la mejora del saneamiento.

   "Estamos avanzando en temas que estaban pendientes, y si es necesario dedicar todavía más horas, se dedicarán más horas", ha comprometido, y ha agregado que el pleno para dar cuenta de la sentencia y de la dimisión de los concejales inhabilitados se convocará "inmediatamente", para agilizar la toma de posesión de los nuevos ediles.

   "Pero no depende del ayuntamiento", ha sostenido, para explicar que a la Junta Electoral Central competen los trámites para la designación de los representantes municipales previos a su entrada en el consistorio.

DIMISIÓN DE REBECA DOMÍNGUEZ

   Al hilo de ello, acerca de la última renuncia, de la responsable de Juventud y Normalización Lingüística, Rebeca Domínguez, ha optado por "asumirlo como viene".

   Tras indicar que ella misma le trasladó que se trataba de una "decisión personal", le ha agradecido el "servicio prestado" a la ciudad, al igual que al resto de dimisionarios.

   Cuestionado sobre si su tensa relación con Domínguez podría haber precipitado su marcha, ha admitido que en todo "grupo humano" hay "encuentros y desencuentros", pero ha aseverado que siempre hubo entre ambos "colaboración profesional y responsable para resolver los problemas de la ciudad".

   "Creo que no es momento ahora de hablar ni de desencuentros ni de otros temas, creo que es momento de hablar, por parte del alcalde, de agradecimiento a todos por su compromiso por la ciudad", ha proclamado, en alusión a aquellos concejales que "no pueden estar" en sus puestos tras la sentencia judicial que les condena a nueve años de inhabilitación.

"FRACASO"

   En este escenario, preguntado si cree un fracaso personal que sólo él y Reyes Leis mantengan sus actas desde las últimas elecciones locales, Currás ha admitido que "podría" considerarse como un "fracaso" suyo la severa crisis que sufre el Ayuntamiento compostelano.

   "Cuando estas cosas ocurren, está claro que no son aciertos y que pueden entenderse incluso como fracasos", ha abundado, pero ha preferido centrarse en "resolver los problemas y buscar soluciones".

   "Está claro que ésta no es la situación más agradable ni para el alcalde ni para el ayuntamiento, pero tenemos recursos y posibilidades para resolverla y seguir dando solución a los muchos problemas que tiene Santiago", ha resuelto el alcalde compostelano.