9 de abril de 2020
5 de julio de 2018

El Ayuntamiento de Santiago afirma que la Policía Nacional suspendió el servicio de buses del festival O Son do Camiño

Frente a las críticas del PP sobre el dispositivo, el consistorio alega que la suspensión del bus lanzadera fue decisión de la Policía Nacional

El Ayuntamiento de Santiago afirma que la Policía Nacional suspendió el servicio de buses del festival O Son do Camiño
O SON DO CAMIÑO

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santiago ha salido al paso de las críticas por el funcionamiento del dispositivo de movilidad durante el festival O Son do Camiño y ha responsabilizado a la Policía Nacional de la decisión de suspender el servicio de bus lanzadera que conectaba el casco urbano de la capital gallega con el Monto do Gozo, recinto que acogió una cita que reunió a más de 20.000 personas cada día.

Tras las acusaciones lanzadas por el PP de Santiago sobre la "falta de previsión y mala organización" por parte del gobierno de Compostela Aberta a la hora de perfilar el operativo de tráfico y movilidad del festival, el consistorio ha emitido un comunicado este jueves en el que alega que fue la Policía Nacional quien solicitó la suspensión del servicio de bus lanzadera por motivos de seguridad ante las aglomeraciones que se estaban produciendo en un "punto concreto" del recinto.

El gobierno local asegura que, ante esa situación, la empresa municipal Tussa "formuló la posibilidad de que los autobuses empezaran a circular de manera gratuita, para agilizar el desalojo, pero aún así la Policía Nacional consideró más oportuno, por cuestiones de seguridad, suspender el servicio".

Esto ocurrió durante la madrugada del domingo, justo al término de la última jornada del festival que congregó a más de 20.000 personas en cada uno de los tres días de celebración de O Son do Camiño. Debido a la suspensión del autobús, miles de personas tuvieron que regresar andando a la ciudad, ya que el servicio de taxi estaba desbordado.

La interrupción se produjo tras la conclusión de los conciertos de la noche del sábado, en torno a las 03,30 horas, cuando miles de personas se disponían a abandonar el recinto en dirección al centro de la ciudad, donde gran parte estaba alojada y muchos otros pretendían continuar la noche.

Según la versión del ayuntamiento, a las 03,45 horas tuvo lugar una reunión de urgencia del puesto avanzado de mando, instalado en el recinto del Monte do Gozo e integrado por responsables de la Guardia Civil, Policía Nacional, bomberos de Santiago, Protección Civil, servicios sanitarios y representantes de seguridad y organización del propio festival.

Así, el puesto de mando decide, a instancias de la Policía Nacional, suspender el servicio de autobús "para evitar problemas de seguridad derivados de la aglomeración de personas en un punto concreto del recinto", como recoge la nota aclaratoria emitida este jueves por el Ayuntamiento de Santiago.

CRÍTICAS DEL PP

De este modo, el gobierno que encabeza Martiño Noriega sale al paso de las críticas lanzadas por el PP santiagués, que el pasado miércoles censuraba la "falta de previsión y mala organización del operativo de tráfico" durante los tres días de festival.

"El gobierno de Compostela Aberta volvió a demostrar que lo de organizar eventos importantes para una ciudad le viene grande", indica en un comunicado el grupo encabezado por el exalcalde Agustín Hernández, que llevará al próximo pleno esta cuestión.

De este modo, censura que el servicio de bus presentó "notables demoras desde el primer día del festival" pero que fue durante la noche de la última jornada "cuando se anuló el servicio de autobuses para regresar desde el recinto al centro de la ciudad".

"Resulta totalmente incomprensible que conociendo la celebración del festival con bastantes meses de antelación, el gobierno de Compostela Aberta fallase de esa forma y cómo, entre otras cuestiones, no se hizo un control y una limitación rigurosa para evitar el atasco de vehículos privados en los accesos al recinto", añaden los populares.

CUATRO REUNIONES PREVIAS

En su comunicado, emitido un día más tarde que el del PP, Compostela Aberta defiende que el servicio de buses lanzadera "funcionó con normalidad" desde el jueves hasta la noche del sábado al domingo, jornada que transcurrió "sin incidencias hasta las 03,30 horas", momento en el que ante la aglomeración de gente que salía del recinto y que pretendía volver a la ciudad, Tussa "habilita 20 autobuses para agilizar el operativo".

Además, tras remarcar el "importante esfuerzo" llevado a cabo por la empresa municipal de transporte para atender las "necesidades" generadas por el festival organizado por la Xunta, apunta que representantes de la Policía Local, Protección Civil, Tussa y el ayuntamiento mantuvieron cuatro reuniones en las semanas previas a O Son do Camiño para coordinar el operativo de seguridad, que incluyó recorridos en el recinto para perfilar la actuación.

Para leer más