25 de octubre de 2020
23 de marzo de 2014

Beiras reconoce haber sentido "solo, defraudado y desautorizado" en Anova

Admite que hubo alguna "cuchilladas por la espalda", pero no de los dimisionarios "sino por algunos focos completamente disparatados"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   "Engañado, no; defraudado sí y desautorizado también", de este modo ha dicho sentirse el portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras, respecto a un sector de la formación contrario a ir a las elecciones europeas en una candidatura de izquierda federal con Izquierda Unida.

   "En varios episodios me sentí frustrado, me sentí solo y desautorizado, pero eso no significa que yo culpabilice a nadie, son dinámicas que se dan", así se ha expresado Beiras en una entrevista concedida a la Cadena SER, que recoge Europa Press.

   Así se ha referido a las discrepancias en el seno de Anova que quedaron patentes tras el referendo del pasado mes de febrero en el que ganó la opción de concurrir a las elecciones europeas con la izquierda federal junto a IU --por 11 votos de diferencia-- frente a la posibilidad de ir con fuerzas nacionalistas de las naciones sin estados. Como consecuencia de esta elección, 10 miembros de la dirección críticos con esta decisión dejaron su puesto --entre ellos, nombre ligados a Beiras como Mario López Rico y Luis Eyré--, lo que provocó que se eligiese una nueva Permanente en la que Martiño Noriega ha retomado la labor de coordinador de la formación.

   "Desautorizado por un sector que yo mismo contribuí a crear antes de existir Anova y por gente con la que tenía una sintonía muy grande y que a partir de un momento determinado empezó a haber divergencias", ha dicho sentirse Beiras en esta entrevista.

   Sobre el referendo para elegir la coalición de Anova a las elecciones europeas, Beiras ha señalado que una consulta que "debía centrarse en qué quiere la militancia" se convirtió "en una moción de confianza a la dirección".

   "Son dinámicas que se dan e intento comprender mientras no se hagan guarradas, traiciones o se peguen cuchilladas por la espalda, que también las hubo pero no precisamente del sector que estaba mayoritariamente en los órganos de decisión, sino por algunos focos completamente disparatados, pero que fueron alimentados por una dinámica de retroalimentación recíproca", ha agregado en sus impresiones sobre las discrepancias en Anova.

EN PRO DE LA UNIÓN DE ANOVA

   En esta línea, ha defendido que Anova es "un enorme caleidoscopio" con "muchas almas", que pivota sobre "el derecho a decidir de los pueblos y la izquierda rupturista".

   Así, Beiras niega capacidades "proféticas" para adivinar si existe riesgo de ruptura interna en Anova y asegura estar haciendo "todo lo posible" para evitarlo, incluido tratar de integrar en la Permanente a personas pertenecientes "al espacio de los dimisionarios". No fue "un gesto", buscaba "explicitar que se quería contar con todos, que no había vencedores ni vencidos" porque el resultado demostró la existencia de un "empate técnico" con "dos segmentos muy igualados y que tenemos que gestionar".

   "Uno de los problemas que hemos tenido durante el último año y pico es que Anova, en lugar de estar funcionando como una maquinaria que trabajase para llevar las alternativas de la sociedad al Parlamento, lo que hizo fue una especie de proceso de reflexión interminable sobre sí misma", ha lamentado.

"RETO" DE EUROPEAS Y AGE

   Así las cosas, Beiras destaca que elecciones europeas son el primer "reto" de la nueva dirección de Anova y no está "seguro" de mantener el apoyo que AGE obtuvo en los comicios autonómicos. "El escenario es diferente, pasó un año y medio, la trayectoria política de Anova y AGE tuvo luces y sombras, aunque creo que muchas más luces", ha dejado claro, eso sí.

   Pese al balance positivo de la actividad realizada desde entonces, respalda las palabras de la número dos de la coalición de AGE, Yolanda Díaz, que hace unas semanas aseguró que no habían estado "a la altura de las expectativas". "Ni de nuestros propios objetivos", ha añadido Beiras al admitir: "No fuimos capaces de anticiparnos a las iniciativas del gobierno".

   "No pudimos porque somos sólo nueve personas", con "gente joven" a la que hubo que proporcionar "cursos acelerados de formación", porque se les echaba encima el debate de  presupuestos, "el más difícil de todos".

   A eso suma "episodios esperpénticos" como el del escaño de AGE en Ourense, con la marcha de David Calviño y la llegada de Carmen Iglesias, que después se marchó al Grupo Mixto, un relevo que "podía haber sido muy normal" pero que "al ser transmitido por los medios, consiguió centrar la atención sobre una serie de cosas que no eran las primordiales".

   Además, se encuentra "espoleando" a las plataformas cívicas "para que se rebelen" y transmitiendo a los grupos que es "fundamental que todos se entrelacen y se coordinen para formar no un frente electoral, sino un frente social". Su consigna es clara: "Si os plantáis todos delante de San Caetano, huyen como ratones a los tres minutos".

Para leer más