30 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

El BNG acusa al PP de pasar "la acuchilladora" a sus enmiendas a los presupuestos, que ve "austeros de ideas"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz en materia de economía del BNG, Fernando Blanco, ha acusado este lunes al PPdeG de "no sólo pasar el rodillo, sino la acuchilladora" a sus enmiendas al articulado de los presupuestos de la Xunta para 2011, dado que ninguna de las 14 presentadas fue admitida, y ha tachado las cuentas para el próximo año de "austeras de ideas".

En su intervención para defender las enmiendas en el pleno de Presupuestos del Parlamento de Galicia, el nacionalista ha considerado que el hecho de que no se admitiese ninguna de sus enmiendas "da idea de la voluntad" con que fueron hechas las cuentas de la administración pública gallega. "Aquellos que tenían ideas para todo antes de llegar al gobierno, ahora tienen austeridad de ideas", ha afirmado.

Además, ha insistido en que el Gobierno gallego camina hacia la "privatización de los servicios públicos básicos". "No apostamos por la privatización de la sanidad o la enseñanza; queremos que sigan perteneciendo al conjunto de los gallegos y no a los intereses de determinadas empresas".

Los sistemas de colaboración público-privada "van a producir más coste y van a ser una losa y una deuda importante" para las arcas públicas, ha advertido y, en consecuencia, los ha rechazado.

Por la contra, Blanco ha vuelto a defender la necesidad de subir el tramo autonómico de IRPF a las rentas de más de 100.000 euros. "No es la solución a la crisis, pero marca el camino por el que queremos ir", ha dicho para luego reclamar la eliminación del plus de altos cargos, pedir "eliminar la limitación a la capacidad de endeudamiento" y solicitar una prórroga en la ley de arrendamientos históricos.

"No son los mejores presupuestos, son los únicos que el PP quiere poner ante los gallegos", ha censurado y ha avisado de que hacen que los gallegos "no tengan herramientas para afrontar la crisis" y "no van a conducir a una mejor situación de Galicia". "No son unos presupuestos que sirvan para dar respuesta a la crisis", ha concluido.