29 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

La Brilat apunta dificultades para instalar inhibidores de frecuencia en los BMR al afectar a los sistemas del vehículo

Argumentan que hay "muchísimas frecuencias" y que "es muy complicado abarcarlas todas"

PONTEVEDRA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La instalación de inhibidores de frecuencia en los BMR que utilizan los militares españoles para sus desplazamientos en misiones internacionales afectaría a los sistemas de navegación, de seguridad y de armamento del vehículo, según indicaron efectivos de la Brilat de Pontevedra consultados por Europa Press.

"Son para la guerra", indicó una de estas fuentes, que descartó la existencia de vehículos equipados para repeler acciones como la que causó la muerte de seis cascos azules españoles y heridas a otros dos. "Los terroristas siempre van por delante", añadieron las mismas fuentes, que se refirieron a la complejidad para captar la señal utilizada para provocar el atentado.

"Hay muchísimas frecuencias y es muy complicado abarcarlas todas", señalaron argumentando que el origen puede ser una radio, un móvil u otro elemento. En este sentido, los militares de la Brilat asumen el riesgo inherente a las misiones en zonas de conflicto.

Así, valoran que la fecha escogida para perpetrar el atentado buscaba "amedrentar" a los efectivos que realizaran el relevo y tentar el nivel de "relajación" que pudiese haber en las tropas a pocos días de finalizar su estancia en la zona.

MEDIA ASTA

Según manifestaron fuentes oficiales de la Brilat, el jueves está previsto el acto de despedida de las tropas que relevan a las unidades destinadas en el Líbano, si bien la organización de la salida escalonada desde el aeropuerto de Santiago de los efectivos se ha centralizado en el Ministerio de Defensa. Las banderas están a media asta en la base General Morillo, de Figueirido, en señal de duelo.

Por otra parte, las fuentes consultadas señalaron que las misiones internacionales tienen carácter "voluntario", por lo que en caso de que haya efectivos que rehúsen su participación, "se cubrirían esas plazas con personal de otras unidades".

RELEVO

Los militares de la Brilat que harán el relevo a las tropas que actualmente prestan servicio en el Líbano proceden de los acuartelamientos de Figueirido (Pontevedra) y Siero (Asturias), principalmente pertenecientes a la unidad de Infantería. La fase de concentración, previa al desplazamiento, se inició hace aproximadamente un mes.

Antes, un reducido número de militares se desplazaron a Valencia, donde se encuentra el Centro de Inteligencia, desde donde se prepara el relevo, la documentación, los detalles relativos a la seguridad y el aspecto operativo de la misión.

Durante la fase de concentración, los militares que se desplazarán al Líbano recibieron periódicamente una formación especial sobre las características de la misión, con clases teóricas en las que se hace "especial hincapié en los peligros de la zona".