23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 26 de julio de 2009

    Bugallo reivindica la Praza do Obradoiro como "pieza de cantería a nivel mundial" en el I Concurso de Canteros

    La prueba duró seis horas y el jurado valoró la corrección en la elaboración y acabados, y el correcto empleo de las herramientas

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Praza do Obradoiro acogió hoy la I Edición del concurso de 'Canteiros no Obradoiro' --convocado por la Fundación Laboral de la Construcción y el Consorcio de Santiago--, que recuerda al propio nombre de la plaza, llamada así precisamente por los talleres de canteros que en ese espacio trabajaban en la construcción de la catedral.

    Por eso, el alcalde de Santiago --y presidente del Consorcio de Compostela--, Xosé Sánchez Bugallo, que estuvo presente en la entrega de premios, se refirió al Obradoiro como una "pieza de cantería" referente "a nivel mundial" y destacó la labor de los "buenos profesionales" que participaron en el certamen.

    En el acto estuvo presente también el presidente de la Comisión Territorial de Galicia de la Fundación Laboral de la Construcción, Eligio Nieto Lama, quien señaló que "el oficio de cantero es una mezcla de artesano y de artista", por lo que espera que el concurso tenga "continuidad" en los próximos años.

    PREMIOS

    Por su parte, el portavoz del jurado del concurso 'Canteiros no Obradoiro', Juan Manuel Coira López, fue el encargado de dar a conocer los premios. El primer galardón --consistente en 1.500 euros, un diploma y un trofeo-- recayó en Santiago Crespo Calviño, que verá colocada su losa en una calle de Santiago, con su correspondiente marca de cantero.

    Además de esta primera condecoración, hubo un segundo premio --de 600 euros más un diploma, cuyo ganador fue José Calviño Doval--, un tercer premio --400 euros más un diploma, que recayó en Jorge Martínez Rivas-- y tres accésits.

    La prueba a la que todos los participantes se sometieron tuvo una duración de seis horas, y el jurado tuvo en cuenta, además del tiempo empleado, la corrección en la elaboración de los diferentes planos y dimensiones, la corrección en los acabados, el empleo correcto de las herramientas, el cumplimiento de las medidas de seguridad, la ergonomía en el trabajo, así como la organización y limpieza del puesto de trabajo.