12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    Bugallo ve que el decreto "hará renunciar" a servicios que vecinos necesitan y que ayuntamientos "quieren dar"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Santiago, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, consideró hoy que el decreto por el que a partir del 1 de enero de 2011 los gobiernos locales no podrán acudir al crédito público o privado a largo plazo para financiar sus inversiones "hará renunciar" a servicios que los vecinos necesitan y los ayuntamientos "quieren dar".

    Sánchez Bugallo calificó de "normal" la decisión del Gobierno de retrasar siete meses la prohibición de las entidades locales a endeudarse a largo plazo, porque para el alcalde "lo sorprendente" era la inmediatez de la prohibición.

    Además, el edil apuntó que el decreto dificultará la labor de los gobiernos locales que tienen "que ver la cara de los vecinos todos los días" y negar las peticiones "uno por uno", lo que para el alcalde de Compostela "es más complicado que tomar medidas en un despacho".

    Bugallo, añadió que todos los consistorios "tendrán que arrimar el hombro" para facilitar el cumplimiento de las actuaciones locales, y el regidor sostuvo que "ya no pedía que las medidas se ejecutaran proporcionalmente", pero consideró que "deberían afectar a todos los ayuntamientos por igual".