13 de noviembre de 2019
22 de junio de 2019

Carvalho Calero, un referente "incuestionable" que logró la canonización de la historia de la literatura gallega

Carvalho Calero, un referente "incuestionable" que logró la canonización de la historia de la literatura gallega
REMITIDA

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ricardo Carvalho Calero (1910-1990) ha sido una figura polémica a lo largo de los años. Por un lado, por tratarse de un nombre trascendental en la evolución de la creación, la expresión literaria y la causa del idioma y un referente "incuestionable" que logró la canonización de la historia de la literatura gallega allí donde otros han fracasado. Por otra parte, por las reiteradas candidaturas en el seno de la Academia para el 17 de mayo que han sido rechazadas a lo largo de los años.

El autor nació y se crió en el barrio de Ferrol Vello, en la misma ciudad departamental, hasta que se trasladó a Santiago de Compostela para estudiar Derecho y Filosofía y Letras. Fue allí donde se adentró tanto en el galleguismo con en los movimientos culturales de la época, como el Seminario de Estudos Galegos, y que le llevó a ejercer una activa militancia nacionalista.

Carvalho Calero colaboró con numerosas publicaciones, como A Nosa Terra, además de impulsar sus primeras obras cultivando el género poético, primero en castellano y después en lengua gallega.

El académico Henrique Monteagudo destacó, en declaraciones a Europa Press, la "trayectoria" del ferrolano, sobre todo "en las décadas centrales del siglo XX", y que fue un "defensor de la República" que ayudó a "rescatar el galleguismo" cuando arrancaron los primeros intentos de resistencia cultural tras la Guerra Civil. "Él estaba allí", ha insistido, sobre todo en la Editorial Galaxia, entidad con la que colaboró "estrechamente".

Tras el golpe militar, el autor entró en combate como miliciano del bando constitucional y republicano, y posteriormente fue represaliado, condenado por separatista y encerrado en Jaén. A pesar de ello, a partir de 1941 pudo salir de prisión, se entregó a la enseñanza privada en Lugo y se reencontró con los galleguistas que permanecieron en Galicia.

HISTORIA Y GRAMÁTICA

El autor fue miembro de la Real Academia Galega desde el 58, ejerció un destacado trabajo investigador con su tesis 'Aportaciones a la literatura gallega contemporánea' y que desembocó en la publicación de la 'Historia da literatura galega contemporánea' (1963). "Hubo intentos importantes anteriores, como Murguía. Obras que intentaron hacer esa labor, de alguna manera, de canonización. Pero quien lo logró fue él con su Historia de la Literatura", según ha destacado el académico Xosé Luís Axeitos.

En este sentido, Axeitos ha insistido en Carvalho como "un hombre con tal capacidad de servicio a la sociedad" que llegó a impulsar una Gramática gallega, que ha sido "fundamental" para la textualización de la cultura. El profesor ha valorado especialmente su carácter "pionero" en los estudios rosalianos.

"Hoy todo el mundo admite que Rosalía es autora de textos fundacionales, una figura fundamental, pero en los 50 no era tan fácil establecer ese criterio", ha recordado, insistiendo en que el ferrolano "contribuyó a fundamentar esa creencia" con su trabajo.

De hecho, Carvalho Calero logró un puesto de agregado en el Liceo Rosalía de Castro y fue nombrado titular de la cátedra de Lingüística e Literatura Galega en el 71. El escritor dedicó sus estudios a la lengua gallega, sobre todo a la coherencia histórico-lingüística del idioma, situándose como un defensor de las tesis que marcarían el movimiento reintegracionista.

OBRA EXTENSA

Entre su obra poética destaca 'Vieiros' (1931), 'Poemas pendurados dun cabelo' (1952) o 'Pretérito Imperfeito' (1980), y también ha cultivado el teatro y la narrativa.

"No podemos olvidar su contribución creativa en el campo de la novela, de la lírica y lógicamente del teatro y del ensayo", ha valorado Axeitos, donde 'Scórpio' (1987) supuso su obra "más importante" en la narrativa.

Henrique Monteagudo ha destacado su "valiosa" obra literaria, "tanto como poeta como narrador", y ha valorado su papel en la historia gallega, llevando "una vida muy coherente, muy sacrificada de entrega al país" y consagrándose como un "intelectual honrado y honesto" que se convirtió "en el principal inspirador del Reintegracionismo".

UNA FIGURA REIVINDICADA

Carvalho Calero ha sido una candidatura muy reivindicada desde la sociedad para ser homenajeada en el Día das Letras Gallegas, como el Ayuntamiento de Ferrol, sectores del reintegracionismo o la asociación de escritores, además de en el propio seno de la Academia, como Francisco Fernández del Riego, "gran amigo y compañero de generación".

Ahora, el homenaje será posible ante la proximidad del 110 aniversario de su nacimiento y del 30 'cabodano'. "Quizás por eso un sector amplio de la Academia ha decidido saldar esta deuda histórica", ha considerado Monteagudo.

Xosé Luis Axeitos ha insistido en que ya solo la publicación de la Historia de la Literatura Gallega "sería suficiente, y un mérito esencial y fundamental" para dedicarle el 17 de mayo a Carvalho Calero.

"Es incuestionable, todo el mundo sabe su significación dentro de la cultura gallega", ha señalado, incidiendo en que la cultura nacional encontró su "horizonte de referencia" en la obra de Ricardo Carvalho Calero.