19 de mayo de 2019
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 9 de agosto de 2008

    La casa de acogida para víctimas de malos tratos de Santiago acogió a 18 mujeres y 17 niños en 2007

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La casa municipal de acogida de mujeres maltratadas de Santiago de Compostela acogió, durante el año 2007, a un total de 18 féminas y 17 niños víctimas de malos tratos en el ámbito familiar.

    Según datos del 'Estatístico 2008' de la capital gallega recogidos por Europa Press, la edad media de las mujeres acogidas durante 2007 fue de 27 años; y, en su mayoría, pertenecían a municipios de la provincia de A Coruña (11). De las siete restantes, cinco procedían de Santiago y las otras dos a otras provincias.

    En cuanto a su nivel de estudios, 11 de estas mujeres contaban con estudios primarios; otras seis, con la educación secundaria completa; y la última de ellas, con una titulación superior. Por otra parte, a respecto del vínculo que les unía a su pareja, en cinco de los casos se trataba de su cónyuge; y en 10, de su compañero; mientras que las otras tres situaciones restantes no se encuentran especificadas.

    Otro de los factores que recoge la guía es que el número de mujeres víctimas de malos tratos registradas en la casa de acogida municipal descendió desde 2005, cuando se encontraban en el hogar un total de 25 féminas. Al año siguiente, en 2006, esta cifra también se redujo, para situarse en 22, frente a las 18 que hubo en 2007.

    DROGAS

    Por otra parte, la Unidade Municipal de Atención a Drogodependentes (UMAD), que presta servicio a 40 municipios cercanos a la capital gallega, pertenecientes a las provincias de A Coruña y Lugo, programó más de 45.000 iniciativas y cursos formativos sobre prevención, asistencia y distintos talleres profesionales durante el año 2007.

    Además, atendió a un total de 345 usuarios, 215 de ellos iniciados en las drogas y otros 130 que experimentaron una recaída. Al contrario que en el ámbito de las mujeres maltratadas, la cifra de estos atendidos se incrementa anualmente, al pasar de 313 en 2005 a 314 en 2006 y a 345 durante el año pasado.

    En cuanto al tipo de droga consumida, 13 de ellos acudieron al centro por el abuso de alcohol y tabaco y otros seis visitaron la UMAD por el mismo motivo, aunque tras experimentar una recaída. Los 326 restantes consumían drogas ilegales y, de este total, 124 fueron víctimas de un reinicio.