17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    Casi el 40% de muertos en la red viaria gallega el año pasado había consumido alcohol u otras drogas, según el Imelga

    El Instituto de Medicina Legal de Galicia realizó un total de 1.972 autopsias en 2018, nueve de ellas por crímenes

    Casi el 40% de muertos en la red viaria gallega el año pasado había consumido alcohol u otras drogas, según el Imelga
    GUARDIA CIVIL

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Casi el 40% de muertos en la red viaria gallega el año pasado había consumido alcohol u otras drogas, según se desprende de la memoria de actividades del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) presentada este martes por la directora del Imelga, Beatriz Otero, y por el director xeral de Xustiza, Juan José Martín.

    Tal como ha explicado Otero, el Servicio de Patología Forense del Imelga, encargado de todas las pericias que tienen por objetivo conocer la causa y circunstancias del fallecimiento en los casos de muerte violenta o sospechosa de criminalidad, incrementó su actividad un 7,1% en 2018, al realizar hasta 1.972 autopsias, de las cuales 1.060 fueron por muerte natural, mientras que 912 por muerte violenta, de ellas nueve fueron por crímenes y hasta 615 por accidentes, entre los que se incluyen 138 en la red viaria.

    Así, el dato de casi 140 fallecidos en la red viaria gallega incorpora, según la directora del Imelga, también los que perdieron la vida en vías urbanas y pistas (a diferencia de las cifras que facilita la DGT) y en ellos se recogen todos los implicados que perdieron la vida, ya sean conductores o acompañantes, así como peatones y ciclistas.

    El informe asegura que casi el 80% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico en la Comunidad continúan siendo hombres. Asimismo, la diferencia entre sexos no se limita solo a la cifra, sino que también se traslada a las modalidades del siniestro. La mayoría de las mujeres fallecieron por causa de atropellos o circulaban como ocupantes, ya que las conductoras solo fueron el 27,58% de las víctimas.

    Por lo contrario, casi el 70% de los hombres fallecidos eran conductores. Por edad, la mortalidad en accidentes de tráfico ascendió especialmente en las franjas de 35-39 años y 65-74 años. En cuanto a la modalidad del accidente, la salida de la vía y la colisión entre vehículos fueron las causas más frecuentes.

    ALCOHOL U OTRAS DROGAS

    En un estudio específico, realizado a los muertos en accidentes en el acto (sin contar con los que sobrevivieron durante unos días, ya que fueron tratados con medicamentos) y también omitiendo a los acompañantes fallecidos (por no tener una labor específica en el suceso), muestra que de los 107 cuerpos analizados, casi en el 40% se encontraron alcohol o drogas.

    "La sustancia más frecuente encontrada fue el alcohol, positivo en 32 casos, bien como único tóxico (23 casos), bien en combinación con otras drogas (9 casos). Las drogas que se consumieron conjuntamente con el alcohol fueron cocaína, o cannabis y cocaína. En los positivos en drogas, también la droga principal fue la cocaína, sola o en combinación con el cannabis", explica el informe.

    En este sentido, Otero ha lamentado que en más de la mitad de los casos fallecidos se encontraron cantidades de alcohol "muy por encima" del límite legal, llegando en algunos casos hasta dos gramos por litro de sangre, cifras que casi corresponden a un "estado comatoso". "La tendencia es que cada vez la gente bebe menos, pero los que beben lo hacen más", ha lamentado.

    De los muertos con positivo en alcohol, tres fueron peatones, con edades superiores a los 65 años, todos hombres. Dos de ellos presentaban cifras superiores a 1,2 gramos de alcohol por litro de sangre.

    SUICIDIOS

    Por su parte, dentro de las muertes violentas, el segundo lugar lo ocupan los suicidios, con 288 de los 615 casos. De esta manera, por primera vez en siete años desciende de los 300 casos, lo que en términos porcentuales se traduce en un descenso del 11,11%.

    En este caso concreto, las víctimas principales continúan siendo hombres, con una edad mínima de 18 años y máxima de 97 años. Este tipo de muertes disminuyó en todas las provincias gallegas menos en Lugo, donde crecieron un 6%.

    Por último, dentro del capítulo de muertes violentas, se situaron las causadas por homicidio, un total de nueve en 2018, seis de ellos en A Coruña y uno en cada una del resto de las provincias. Asimismo, 1.060 fallecidos fueron por muerte natural. En ellas, la patología más numerosa fue la cardiovascular, y supuso más del 70% de los casos.

    INFORMES

    El Imelga, tal como ha explicado este martes el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, es el órgano de la administración de justicia que tiene como misión prestar asistencia a los tribunales en general. El año pasado, este instituto realizó un total de 25.437 informes periciales médicos, psicológicos y sociales. La mayoría se correspondieron con el área médica (22.301), seguidos de la psicológica (1.760) y social (1.376).

    En el caso de la pericia médica, la mayoría de las actuaciones se relacionaron con la valoración física o psicofísica. Estas valoraciones se llevan a cabo en casos relacionados con agresiones, lesiones laborales, de tráfico, estados de salud, capacidad laboral o minusvalía. A continuación, se sitúan las pericias en psiquiatría forense (incapacidad, internamiento, drogradicción) y otras, como las que se realizan dentro de la valoración integral de la violencia de género, que incluye también las pruebas psicológicas y sociales.

    La pericia psicológica, como viene sucediendo en años anteriores, se centró también en 2018 en las actuaciones psicosociales en materia de familia, que suponen el 72,25% de la carga de trabajo de este área. A continuación, "pero con mucha diferencia", se sitúan las valoraciones propiamente psicológicas, como son las de credibilidad de testimonio en menores víctimas de abuso sexual, de daño psicológico o de la personalidad.

    Por su parte, la pericia social centra casi la totalidad de su actividad en las pericias conjuntas: bien en asuntos de familia, junto con la pericia psicológica (85,92%) o bien dentro de las valoraciones integrales de violencia de género (12,4%).

    Para leer más