28 de enero de 2020
  • Lunes, 27 de Enero
17 de agosto de 2009

La CIG denuncia que la empresa subcontratada para la limpieza en Ames lleva dos meses sin pagar a las empleadas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La CIG denunció hoy que la empresa Limpezas Ames, subcontratada en este ayuntamiento coruñés para realizar las labores de limpieza en diversos locales municipales, lleva dos meses sin pagar a sus empleadas y que sobre ella pesa un embargo de la Agencia Tributaria y de la Seguridad Social.

El secretario comarcal de la Federación de Servizos de la central sindical, Roberto Alonso, indicó que la CIG preguntó en el ayuntamiento acerca de la situación de las trabajadoras, que no recibieron su salario correspondiente a los meses de junio y julio. "La empresaria dice que el ayuntamiento no paga", explicó, pero la corporación local negó a los representantes del sindicato este extremo y aseguró que se debe al embargo de la empresa, para la que trabajan nueve personas.

Así, Alonso, señaló que al menos seis de las trabajadoras --todas ellas afiliadas al sindicato-- no cobraron los sueldos de los dos últimos meses y en agosto "tiene visos" de ocurrir lo mismo. Así, explicó que la intención de la CIG es llamar la atención sobre el caso, pues una situación similar se produjo ya hace dos años, cuando la misma empresa estuvo tres meses sin pagar a las trabajadoras, apuntó.

Por ello, recordó que la contrata del servicio de la limpieza debe ser adjudicada en septiembre y pidió al ayuntamiento que revise el proceso y "se adjudique a otra empresa". "Sería una tomadura de pelo", agregó el secretario comarcal, que Limpezas Ames continúe con este servicio y reciba dinero público pese a su "mala gestión".

"No se pueden dar casos de empresas que cobran del ayuntamiento y luego no pagan a sus empleados", dijo Alonso, que advirtió que, si tampoco en agosto se paga a las empleadas, se iniciarán "medidas de presión", entre las que se encuentra una huelga, que comenzaría en septiembre, pues la empresa se encarga de la limpieza de, entre otros locales, los colegios y guarderías, que ahora están inactivos.