30 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Las comunidades de montes en man común reclaman a Medio Rural un organismo dedicado en exclusiva al monte vecinal

PONTEVEDRA 23, (EUROPA PRESS)

La Organización Gallega de Comunidades de Montes en Man Común considera que la Consellería de Medio Rural debería dotarse de un organismo que atienda en exclusiva las comunidades de montes vecinales debido a su "importancia" en Galicia.

Este colectivo celebró en Pontevedra una asamblea extraordinaria a la que acudieron representantes de comunidades de montes para debatir sobre aspectos como el precio de la madera, las líneas estratégicas de la política de montes que defienden y reclamar ayudas para la creación de cuadrillas vinculadas a las comunidades.

El presidente de la Organización Galega, Xosé Alfredo Pereira, señaló que a la reunión de la Mesa de la Madera que se celebrará el próximo lunes van a proponer un precio a la madera quemada "para que ésto no sea un aliciente para provocar incendios, además de compensar a las comunidades que no podrán vender la madera verde".

Además, ante la próxima reunión de la Mesa de Defensa contra o Lume, el próximo 28 de septiembre, la Organización Galega va a proponer la puesta en marcha de "una política de montes que empiece a aplicar planes de recuperación del monte que cuenten con el consenso de las comunidades de montes".

NUEVA POLÍTICA FORESTAL

Según Pereira, las líneas de la nueva política forestal deben incluir "un plan ordenación de tierras en el que se diga dónde se puede forestar y dónde no, qué tipo de especies se pueden plantar, y que apoye a las comunidades".

El presidente de la Organización Galega de Comunidades de Montes en Man Común insistió en que "la lucha contra el fuego hay hacerla desde el punto de vista del servicio social". José Alfredo Pereira se mostró partidario de "no subvencionar las cuadrillas de extinción porque el personal no está cualificado y los medios no son los adecuados".

Por contra, abogó por "hacer convenios con comunidades de montes y mancomunidades para disponer de equipos todo el año haciendo labores de prevención o de puesta en valor del monte". Esta propuesta "que no es ahora", añadió Pereira, "conseguiría implicar a la sociedad" en la defensa del monte gallego.

José Alfredo Pereira considera que "si el problema está en que con 100 motobombas más se acabara la ola de incendios, la consellería las compraría". Sin embargo, el presidente de la Organización Galega insiste en que la proliferación se los incendios se debe a un problema "estructural" que requiere "cambiar la estructura".