26 de mayo de 2020
6 de abril de 2020

El confinamiento disminuye la demanda asistencial del servicio de Urgencias en el CHUO

Cambia su modo de funcionamiento para dar respuesta a los pacientes sospechosos de COVID-19 y emergencias médicas

OURENSE, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El confinamiento de la población ha disminuido la demanda asistencial del servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).

El jefe de servicio de Urgencias, Francisco Aramburu ha señalado que el "sacrificio" de la población ourensana que se mantiene en sus casas ha permitido a los servicios de Urgencias tener la posibilidad de "atender con más tranquilidad" a todos aquellos pacientes que presenten patologías respiratorias y/o sospechosos de Covid-19, así como hacer frente a las emergencias sanitarias tales como infartos, politraumas o ictus.

Para ello el servicio de Urgencias del CHUO ha cambiado su modo de funcionamiento con el fin de adaptar su respuesta asistencial al nuevo escenario generado por la pandemia del coronavirus. "Se ha dividido el servicio en dos circuitos", ha explicado Francisco Aramburu.

Por un lado se trata a los pacientes con patologías tiempo-dependientes, entendiendo como tales aquéllas en las que el retraso diagnóstico o terapéutico influye negativamente en la evolución y el pronóstico del proceso, como pueden ser infartos, politraumas o ictus. Por otra parte, se trata a los pacientes sospechosos de COVID-19.

Ambos circuitos se encuentran "separados" y cuentan con "equipos compuestos por médicos, enfermeras y auxiliares trabajando de manera independiente" con el objetivo de realizar la atención "más rápida y eficiente" posible.

APOYO DE TRIAJE

Al margen del circuito habitual del Servicio de Urgencias se ha habilitado una zona para el 'apoyo de triaje', un área en la que se encuentran "aquellos pacientes que, por sus circunstancias, no requieren una atención urgente ni se encuentran ante una situación de emergencia", ha señalado el Jefe de Servicio de Urgencias.

Debido a la baja demanda, el área de observación del Servicio de Urgencias ha presentado estos días una estampa insólita con prácticamente todas sus camas vacías.

"Disponemos de 18 camas dotadas de monitorización que nos facilitan un área de expansión muy importante, contemplada en la fase cuatro del Plan de Contingencia, en el caso de un agravamiento futuro de la situación", ha subrayado Francisco Aramburu.

Por su parte, la Supervisora del servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Ourense, Ana García, ha destacado que "todos los profesionales sanitarios conforman un equipo muy compenetrado, unido, motivado e ilusionado" para hacer frente a la nueva situación provocada por la pandemia del Covid-19.

Para leer más