19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Consello.- Touriño no descarta revisar de nuevo la previsión de crecimiento aunque no ve bien cambiar "constantemente"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, no descartó hoy que se pueda producir una nueva revisión de la previsión de crecimiento de la economía gallega para 2008, situada ahora en un 2,8 por ciento, y explicó que cuando se elaboren los presupuestos para 2009 en el mes de septiembre "será el momento de volver a establecer el ritmo de marcha", aunque advirtió de que "no es bueno estar cambiando constantemente".

    Así, señaló que es necesario "mantener una pauta" y explicó que tras la rebaja en las previsiones de crecimiento anunciada esta semana por la Xunta, hay en septiembre "un segundo momento en la lógica económica" para establecer la previsión del año siguiente y "contrastar" cómo evoluciona la economía del año en curso.

    En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el jefe del Ejecutivo gallego recordó que su gobierno decidió rebajar la previsión de crecimiento para este año en siete décimas y destacó que "lo estimó procedente todo el mundo", por lo que lamentó las críticas al respecto del presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo.

    "Parece que viviéramos aislados y esto de revisar el crecimiento fuera una ocurrencia económica", indicó Touriño, que aseguró que el líder de la oposición consideraría malo tanto esta decisión como si no se hubiese tomado. Así, lamentó esta "especie de juego inútil, que no ayuda nada" e insistió en que todas las economías están "reajustando" sus previsiones a los "nuevos parámetros de situación".

    Finalmente, resaltó que fue "el primer presidente de España" en poner en marcha un programa de medidas para hacer frente a la desaceleración económica y avanzó que antes del verano espera lograr un acuerdo entre todos los agentes sociales y económicos para relanzar la competitividad de la economía gallega. "Dejamos las historietas para otros", zanjó.