3 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

Cuatro huelguistas del Metal y cuatro policías resultan heridos en los enfrentamientos registrados en Vigo

Sindicatos advierten de que la respuesta a las cargas "será mayor" en la jornada de huelga de mañana

VIGO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los enfrentamientos entre los antidisturbios de la Policía Nacional y los trabajadores del sector metalúrgico, quienes mantienen hoy su quinto día de paro por el convenio colectivo, se han saldado con un total de cuatro huelguistas y cuatro agentes heridos.

Fuentes sindicales confirmaron que, a consecuencia de los altercados, iniciados a raíz de la intervención policial cuando los huelguistas permanecían concentrados en la zona de Praza de América, y que posteriormente se trasladaron a las inmediaciones del astillero Barreras --en Beiramar--, un total de cuatro huelguistas resultaron lesionados, tres de ellos por "pelotazos" y otro, al parecer, por el impacto de una porra.

Entre estos casos, el que, en un principio, reviste mayor gravedad es el de un delegado de CC.OO., a quien el impacto de una pelota podría haber provocado una fractura en las costillas. Después de las primeras atenciones sanitarias recibidas en la zona de los incidentes, esta persona fue trasladada a las urgencias del Hospital Meixoeiro de Vigo.

Por su parte, fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra confirmaron a Europa Press que cuatro policías resultaron heridos "leves" a consecuencia del impacto de "objetos lanzados por huelguistas" y, por ello, también requirieron asistencia médica.

Los trabajadores salieron a primera hora de la mañana de sus respectivos centros de trabajo --provocando a su paso cortes de tráfico-- y se concentraron a partir de las 10.30 horas en Praza de España, desde donde acudieron a Praza do Rei para celebrar una asamblea en la que anunciaron la convocatoria de una huelga indefinida. Posteriormente, salieron en una marcha hacia la Praza de América donde permanecieron concentrados a partir de aproximadamente las 13.00 horas, y hasta la llegada de más de una decena de furgones policiales.

Estos ocuparon la rotonda de la plaza, en la que hasta aquel momento estaban los huelguistas, quienes se dispersaron corriendo hacia el centro Comercial Camelias y las aceras y calles de las inmediaciones. Así, la situación se fue tensando hasta que llegó a haber enfrentamientos en los que las fuerzas de seguridad dispararon pelotas de goma, y que más tarde se reprodujeron en la zona de Beiramar, donde se lanzaron pelotas de goma y botes de humo.

AUTOBÚS

Ya en las proximidades del astillero Barreras una de las personas que estaba en la movilización, y que iba con la cara tapada, quemó parte de un autobús urbano de la línea C9B. Según manifestó el conductor de este vehículo, Guillermo Sotelino --quien lleva unos 19 años realizando este trabajo--- el individuo entró y le pidió a él y a los cinco pasajeros que se bajasen, diciéndole "esto no va contigo" y, tras informarle de que se disponía a prender fuego al vehículo, "roció con gasolina" el interior.

De hecho, dentro del autobús podían observarse marcas del combustible, la parte delantera afectada por el fuego, los cristales rotos y con marcas de impactos efectuados por tornillos que habían quedado en el suelo. El fuego fue apagado por otro individuo que participaba en las movilizaciones, quien se metió en el citado vehículo y, cogiendo el extintor, logró sofocarlo.

Las movilizaciones realizadas hoy crearon un "caos" en la circulación, según explicaron fuentes de Vitrasa. Así, el servicio fue interrumpido durante un tiempo para poder "ajustar" los horarios de las distintas líneas.

RESPUESTA "MAYOR"

Una vez que la Policía Nacional abandonó el lugar, sobre las 14.30 horas --momento en que los huelguistas se dispersaron y cuando se pudo reestablecer la circulación al tráfico rodado en Beiramar--, se celebró una asamblea en el astillero Barreras, donde los sindicatos advirtieron, a la vista de lo ocurrido hoy, de un recrudecimiento de las protestas.

Allí, el portavoz de la CIG, Antolín Alcántara, consideró que la actuación de la Policía "es un asunto menor" frente a la defensa del convenio colectivo; y aseguró que mañana --jornada en la que también habrá huelga-- "se intentará dar una respuesta proporcional" a lo ocurrido hoy, advirtiendo incluso de que "la respuesta será mayor".