16 de junio de 2019
  • Sábado, 15 de Junio
  • 12 de junio de 2019

    Denuncian la retirada de una cuidadora para niños discapacitados en el comedor de un colegio de Vigo

    Advierten de que la cuidadora que queda "no da abasto" y que, en lugar de inclusión, se favorece la "discriminación"

    Denuncian la retirada de una cuidadora para niños discapacitados en el comedor de un colegio de Vigo
    FOANPAS

    VIGO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Tres familias de Vigo han denunciado este miércoles la retirada, por parte de la Xunta, de uno de los dos cuidadores que atendían a sus hijos --con diferentes discapacidades-- en el comedor del CEIP Carrasqueira de la ciudad olívica, "sin previo aviso" y sin argumentar la decisión.

    En una rueda de prensa, las madres de estos menores han explicado que dos de los niños (uno con síndrome de down y otro con hemiparexia) tenían asignadas dos cuidadoras para el comedor, mientras que otro de ellos, con síndrome 'X frágil', fue considerado lo suficientemente autónomo para no necesitar ayuda, en una decisión que, según su madre, "se tomó en 10 minutos".

    En todo caso, los menores contaban con esos dos apoyos en el comedor (gestionado la Xunta) hasta diciembre y, a la vuelta de vacaciones del Navidad, "sin previo aviso y sin consultarlo con el centro", se retiró uno de los cuidadores.

    Según han explicado, lo que debería ser una medida de inclusión se ha convertido en todo lo contrario, porque "la cuidadora que queda no da abasto".

    "SITUACIÓN INGESTIONABLE"

    "La situación es ingestionable. Si uno de los niños tiene que ir al baño, tiene que llevarse a los tres, porque no los puede dejar solos", ha apuntado Ana María Fernández, quien ha lamentado: "Esto no tiene nada de inclusión, es discriminación".

    A ese respecto, otra de las madres, Paula Valiño, ha señalado que se ha creado "un guetto", porque obligan a los tres niños a estar siempre juntos para poder ser atendidos, pese a que tienen necesidades y edades dispares.

    Finalmente, Clara Pereira ha añadido que la situación empeorará el curso que viene, porque alguno de los niños estará "en otro patio y en otro comedor". Si queda una única cuidadora, "tendrá que partirse a la mitad", ha ironizado, y ha recordado que, aunque "lo normal" sería que cada niño tuviera una cuidadora, aspiran a que, al menos, "se reintegre el segundo cuidador".

    Contador

    Lo más leído en Galicia