16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 10 de julio de 2014

    Desarticulada una banda dedicada a robos en centros comerciales

    Empleaban un imán de gran potencia para quitar la alarma de seguridad y salir del probador con objetos ocultos entre sus ropas

    Desarticulada una banda dedicada a robos en centros comerciales
    GUARDIA CIVIL

       OURENSE, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

       La Guardia Civil de Ourense ha detenido a J.A.R.S., de 29 años de edad; J.M.M.B., de 33 años, y a V.P.M., de 22, ciudadanos de la República Dominicana y vecinos de la capital de As Burgas, como presuntos autores de robos con fuerza. Así, dan por desarticulada una banda de latinoamericanos dedicada a robos en centros comerciales.

       Según informa el Instituto Armado, como consecuencia "de un notable incremento" de hurtos y robos ocurridos en un centro comercial de Ourense, la Guardia Civil puso en marcha en operativo que, tras realizar varias labores de vigilancia y seguimiento, pudo observar que un grupo de seis jóvenes se dedicaban a cometer robos, principalmente  de objetos de gran valor y poco tamaño (material electrónico e informático).

       Los agentes, según relatan las mismas fuentes, tras varias averiguaciones, pudieron comprobar que también habían cometido robos en el mismo centro comercial en Pontevedra y Lugo.

       Su 'modus operandi' consistía en dividirse en dos grupos y, tras coger una cesta, se hacían con varios productos alimenticios, equipos informáticos y ropa, para entrar a probarse a los probadores, aprovechando para dejar la mercancía que pretendían sustraer.

    IMÁN

       Posteriormente el segundo grupo entraba al mismo probador y, valiéndose de un imán de gran potencia, quitaba la alarma de seguridad y salían del probador con los objetos ocultos entre sus ropas, para después sacarlos a un vehículo que tenían aparcado en el parking.

       Tras recopilar información y grabaciones de video vigilancia fueron detenidas tres personas. Según ha señalado la Guardia Civil, la operación continúa abierta y la valoración de lo robado alcanza los 4.000 euros.